En un acto del Likud, Netanyahu acusó a la izquierda y a los medios de una persecución política

El primer ministro israelí, Biniamín Netanyahu fue el actor principal de un acto que armó el Likud,el partido que representa al primer ministro en Tel Aviv ante una multitud de representante que no solo apoyan al partido sino que también están en favor de la gestión de Netanyahu.

Durante el acto partidario de apoyo al primer ministro que fue organizado por el legislador del Likd, David Bitan, quien aseguró que «Netanyahu esta siendo perseguido por los medios de comunicación y la oposición,  que son lo mismo, y remarcó que los casos de corrupción son «una obsesiva caza de brujas contra mí y contra mi familia».

Con respecto a la izquierda israelí, el primer ministro subrayó: «Ellos no solo quieren derribarme, quieren llevarnos a todos puestos. Ellos (por la izquierda) saben que no pueden vencernos en las urnas, por lo que están tratando de eludir la democracia y derrocarnos de otras maneras».

En los últimos tiempos, los medios de comunicación israelíes han publicado dos casos de corrupción que lo encuentran involucrado a él y a su familia. El primer caso es llamado «Caso 1000» tiene que ver con ofrecer favores a cambio de recibir regalos costosos por parte de personas millonarias, como es el caso de Arnon Milchan, productor de Hollywood de origen israelí. Otro de los casos resonantes se publicó hace unas semanas y está relacionado con la última campaña electoral en la que es acusado de llegar a un acuerdo tras bambalinas con un magnate local de los medios de comunicación israelí. Al parecer, el primer ministro fue grabado negociando con el editor del Yedioth Ahronoth para que le hagan una cobertura favorable de su gestión, a cambio de obstaculizar la circulación de un competidor libre, Israel Hayom.  Además durante el año pasado se destaparon casos de corrupción que involucran a su actual esposa y a su hijo.

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here