Victor Cano Ayerra, director de la Inocencia de las Mariposas: “Jugamos mucho con la resignificación de los objetos”

La obra teatral, la Inocencia de las Mariposas que se estrenó el pasado 5 de agosto en el Teatro del ArteFacto, Sarandí 760 (CABA), estará todos los sábados de agosto y septiembre a las 20 hs. Esta obra escrita por el dramaturgo y actor Rolo Sosiuk se basó en la historia real que tuvieron que vivir niños de entre 5 y 16 años, que mediante poemas y dibujos, que les alentó a hacer su maestra del campo de concentración modelo de Terezín, Friedl Dicker, pudieron abstraerse del dolor y la violencia que vivían a diario e imaginar un mundo mejor.
La Cadena Judía de Información Vis a Vis dialogó en exclusiva con el director y puestista de la obra, Victor Cano Arreya, quien comentó cómo fue el armado de esta obra integral que busca impactar y concientizar al espectador, desde todos los sentidos, sin generar golpes bajos y caer en lugares comunes. Además esta obra tiene el auspicio del Museo del Holocausto, la Embajada de República Checa y el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.
– ¿Qué te atrajo de este libro que Rolo Sosiuk, el autor, lo transformó en una obra teatral?

– Me atrajo que sea una historia real. Que esos chicos hayan podido transitar de una manera diferente una de las peores épocas de la historia de la Humanidad a través de del arte; poemas y dibujos que esta maestra les inculcó. También tengo un particular amor por República Checa, infundado y totalmente aleatorio, como podría ser por Italia o Botswana, y justamente esta historia que escribe Rolo (Sosiuk) basándose en el libro “Ya no vuelan mariposas por aquí” sucedió en República Checa.

– ¿Cómo fue el proceso de montar una obra que habla acerca de una cuestión histórica sucedida hace más de 70 años traerla al presente y generar un revisionismo histórico?

– Jugamos mucho con la resignificación de los objetos. Es algo que se utiliza mucho en el teatro, en los primeros juegos teatrales; te dan un sombrero y tal vez lo usas de taza. Redujimos la escenografía a una mesa, donde pasa toda la acción: comen, dibujan, duermen, es el escondite de los niños, englobando una puesta minimalista. Es más que nada simbólico, abstracto, con proyecciones de los dibujos de los niños creando los espacios. El público no va a haber algo totalmente documental. Por darte algunos ejemplos, las estrellas judías están hechas de tela en forma de alas de mariposas. La ropa de los niños se basa en camisas gastadas y manchadas y pantalones casi nuevos. Esto es para resolver un tema escénico y de tiempos teatrales cuando en la trama viene gente de la Cruz Roja y los Nazis hacen que los niños se vean ‘’impecables’’; no se busca la representación exacta sino el impacto visual y el simbolismo. Traer este tema a la actualidad, nos hace pensar como continúan estando esos valores de destrucción, de guerra, de discriminación vigentes. Yo creo que es algo que lamentablemente, por el rumbo de la Humanidad, nunca se va a dejar de hablar.
– ¿Vos sabías acerca de la temática del Holocausto?

– Lo poco que nos enseñan en la escuela. Sabía más que nada por alguna que otra película, en la que siempre vas a tener la visión norteamericana. Hablamos con la sobreviviente Eugenia Unger y nos comentó que no estaba muy contenta con varias de las versiones de las películas como “La Vida es Bella”, “El pianista”, entre otras, que no reflejaban tal cual lo que sucedió allí. En ese sentido, estas películas son más documentales por los recursos que tienen tratan de mostrar lo que sucedió. Nosotros lo trabajamos de una forma más abstracta en la “Inocencia de las Mariposas”. Volviendo a la pregunta inicial, no me atrevo a decir que soy un conocedor del Holocausto, pero pudimos aprender muchísimo para generar esta obra. Tuvimos muchísimas jornadas de investigación y mesas de discusión.

– ¿Cómo fue la elección de los actores?

– Yo soy el director de una compañía teatral llamada Serendipia Cotenidos en la que trabajo con Rolo Sosiuk y Beatriz Apás, entre otras personas. Nuestra premisa es trabajar siempre con buena gente, más allá de que podamos conseguir un actor que es un genio, si no nos transmite la tranquilidad de que no va a generar problemas en el grupo lo dejaremos de lado y trabajaremos con un actor/actriz que técnicamente sea menos dúctil, pero que nos va a dejar trabajar en un clima ameno. Trajimos gente que nosotros conocimos, y no nos equivocamos; en cuanto a grupo humano son muy buenos y técnica y profesionalmente impecables. Los músicos, que están en vivo durante la obra, los eligió Iván Skamarda (Director Musical y compositor de la música original) en un encuentro que tuvimos con los postulantes, un casting bien personalizado y casi informal.

– ¿Cómo mezclan la música con la historia?

– Es importante la musicalidad que tienen los poemas de los nenes. Si bien ellos no eran poetas, y un poco se pierde en la traducción al español, hay cierta métrica y ritmo que ayuda a la música a meterse en el texto y la trama de la obra. En cuanto al proceso, primero trabajaba Iván con los músicos y nosotros (Ezequiel Verjano y yo) con los actores. Al principio Iván traía la música grabada y los actores ensayaban con eso. Luego los músicos empezaron a integrarse a los ensayos. Algunos poemas, incluso, llegaron a hacerse canciones, cosa que al principio de los ensayos nunca se nos hubiera ocurrido.

– ¿Cómo fue conectarse con Rolo Sosiuk, que son amigos y han trabajado juntos en otras obras, en la Inocencia de las Mariposas?

– Rolo es el autor e iba a hacer director de actores, y el papel que él hace lo iba a hacer Salo Pasik, que falleció el año pasado. Pasik estaba muy contento de que lo iba a hacer, lo había charlado con Rolo. Con Rolo nos conocimos a través de una obra llamada “Los Invertidos”, y la segunda obra que compartimos fue “El Hombre de la Nariz Rota”, texto de él que también dirigí. Y ‘’La inocencia(…)’’ es la tercera obra. Creo que hay un punto de conexión en las tres obras que hablan sobre grupos oprimidos o discriminados. De los desprotegidos, los diferentes, los no aceptados. Eso es lo que nos conecta con Rolo en nuestros trabajos compartidos.

– ¿Cuál de todos los poemas más te impacto?

– Es difícil…me gustaron, incluso, varios que sacamos de la obra original de Rolo por cuestiones escénicas y teatrales. Yo rehíce bastante el texto original de Rolo, cambié mucho la letra, cosa que no cualquier autor te deja hacer. A mí me gustan dos poemas en particular: uno que dice ‘’bajo nuestras ventanas está parado un tren’’ y empieza a contar sobre un tren que los va a llegar a Praga, a sus casas. Ese poema lo usamos dos veces: al principio de la obra con un entusiasmo en los niños que no se ve en el final cuando repetimos la escena. El otro texto que me gusta (que se hizo canción) dice: “Quizás alguien me cuente un cuento al lado de mi cama (…) y volver a sentirme niña, eso espero, no olvidarme como ser niña”. Es tremendo que niños de 7 a 16 años escribieron eso, y que se hayan olvidado cómo ser niños por haber vivido ese horror.

ELENCO
Marisa Provenzano (Friedl Dicker)
Rolo Sosiuk (Pavel Brandeis)
Matías Acosta (Robert Bondy)
Natalia Laphitz (Helga Weissova y Señorita de la Cruz Roja)
Lucas Martínez Foresi (Jiri Metzl y Capitán Siegfreid Schädle)
Claudia Pellegrino (Alena Munkova Sinkova)
Leandro Sandonato (Yehuda Bacon)
Iván Skamarda (Viktor Ullmann)
FICHA TECNICO-ARTISTICA
MÚSICOS
Matías Borinelli (Clarinete)
Natalia Calza (Violoncello)
Constanza Ibarra (Piano)
Iván Skamarda (Pandero y acordeón)
Diseño escenográfico: Serendipia Contenidos
Diseño de Arte y vestuario: Serendipia Contenidos/Nicole Danza
Diseño lumínico e iluminación en sala: Agustín Coronel
Diseño gráfico, folletería y afiche: Victor Cano Ayerra/Serendipia Contenidos
Música original y dirección musical y vocal: Iván Skamarda

Producción ejecutiva: Beatriz Apás / Serendipia Contenidos
Autor: Rolo Sosiuk
Dirección y puesta en escena: Victor Cano Ayerra
Localidades: $180
Teatro ArteFacto, Sarandí 760, CABA.

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here