Tecnología israelí para ver a través de las paredes, con tu celular. Por Muriel Balbi

Llegamos a las oficinas de Vayyar en Tel Aviv. El lugar es cálido, luminoso, lúdico. Nos ofrecen frutas frescas y café. Parece más la casa de un amigo que un lugar de trabajo; la decoración es estilo relajado y cool, propio de las tecnológicas israelíes.

Nos recibe su CEO y cofundador, Raviv Melamed, un ingeniero electrónico, ex Intel, que ocupó varios cargos en la Fuerza de Defensa de Israel en proyectos de radar y comunicación a gran escala. Nos cuenta sobre el día en que decidió dejar su trabajo y unirse a Naftali Chayat -un físico y matemático con más de 30 años de experiencia en comunicaciones- y a Miri Ratner, otro ex Intel. Recuerda el año entero que pasaron los 3 trabajando en un garage, abocados a desarrollar un sensor que pudiera producir imágenes en 3D de las cosas que se encuentran detrás de límites como paredes, pisos y techos.

El resultado fue más que satisfactorio: crearon una tecnología económica y práctica que promete ofrecer soluciones en distintas industrias, con una amplia variedad de aplicaciones que aún están siendo exploradas.
Una de ellas es Walabot, un sensor de movimiento alojado en una caja del tamaño de un móvil que se conecta magnéticamente a la parte posterior de teléfonos Android y tablets. Está equipado con 24 antenas pequeñas en un tablero que convierten al celular en un radar que hace posible crear una imagen 3D del ambiente, en tiempo real. Luego, un algoritmo – que es prácticamente el cerebro del dispositivo – analiza toda la información que capturan las antenas.

De esta manera, cuando las ondas de radio penetran las paredes, aparecen en la pantalla del teléfono imágenes de lo que se oculta detrás de los muros: tuberías de plástico y de metal, cables eléctricos, clavos y postes de madera pueden ser identificados sin necesidad de hacer agujeros o de romper la construcción. Lo interesante es que también detecta movimiento y permite saber si hay hormigas, roedores o pérdidas de líquidos.

Las ventajas de esta tecnológica, frente a otras soluciones de la competencia, es que es compacta, liviana y móvil – los sensores convierten a cada teléfono o tableta en un sistema completo de imágenes en 3D –.

Además, sus sensores se basan ​​en transmisiones de radio de baja potencia – explora un objeto durante una fracción de segundo y detecta anomalías -, lo que hace que operarla sea seguro y rápido.

Infobae

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here