Netanyahu recibió a los rescatistas israelíes que fueron a México tras el terremoto

 «Ustedes muestran el verdadero rostro de Israel al mundo», le comentó el primer ministro de Israel a los soldados. Sus palabras de recibimiento:

“Estamos orgullosos de ustedes. ¡Un saludo a todos!

Acabo de decirle al Jefe de Estado Mayor que ustedes son el largo brazo de Israel, el largo brazo humanitario que llega a todo el mundo, a lo largo de miles de kilómetros, y muestra el verdadero rostro del Estado de Israel.

Sabemos que cuando la naturaleza es cruel, llega el momento de la acción humanitaria. Cuando hay desastres naturales, las naciones, por lo menos las naciones iluminadas, trabajan juntas. A este respecto, el Estado de Israel y las FDI han tenido un éxito impresionante una y otra vez.

Pasaron la semana pasada, incluyendo Rosh Hashaná, en la Ciudad de México, lejos de sus familias, de nuestro país. La tierra tembló allí y ustedes extendieron una mano firme y segura a los ciudadanos de México. Debo decirles que los informes de lo que hicieron por ellos, en primer lugar, han reverberado y hemos visto las respuestas de la gente en México y más allá.

Vemos la diferencia entre Israel, una democracia ilustrada, un estado con valores y moralidad que busca la vida y está lleno de vida, y el gran abismo entre nosotros y esos regímenes fanáticos cuyo objetivo es sembrar la ruina y la destrucción en todas partes.

Aspiramos a ser una luz para las naciones, exactamente esto, mientras ellos traen la oscuridad a la humanidad. Apoyamos el progreso y el bienestar social y difundimos la violencia y la muerte.En mi visita a México, en una visita histórica, como parte de mi visita a América Latina, conversé con el presidente mexicano, Peña Nieto, sobre la ayuda que envió Israel en 1985, como consecuencia del terremoto anterior.

Recordó esto con gran aprecio y le dije que desde entonces hemos desarrollado diferentes capacidades para las diversas necesidades que tenemos, y él escuchó con gran interés.

La visita, que tuvo mucho éxito terminó y continué hacia la ONU y de allí estaba a punto de abordar el avión de regreso a Israel, y en la rampa hasta el avión recibí una llamada telefónica del Secretario de Relaciones Exteriores de México y me dijo que otro terremoto había ocurrido y que pedían que enviáramos lo más rápidamente posible la misma misión, la misma capacidad y la misma gente a México. Le dije que ya estaban en camino.

Ya estaban en camino y organizados. Fueron los primeros en llegar y los últimos en irse, y esto muestra la naturaleza única del Estado de Israel. No somos una potencia importante, pero somos una potencia mundial creciente, con la capacidad de extender la asistencia a varios países.

La verdadera amistad se mide en momentos de crisis y esto es exactamente lo que hicimos cuando este desastre, este desastre natural, golpeó a México. Y de hecho, tenemos una amistad en tiempos de rutina, pero también tenemos una amistad en tiempo de emergencia y es quizás la más importante.

¿Quién expresó esto y le dio contenido? Los soldados y oficiales, los miembros de la misión. Nos complace darles la bienvenida a su casa, en Israel. Muy pronto volverán a su importante trabajo en las FDI. Lo sé y saben que si vuelven a ser llamado a una misión humanitaria en todo el mundo, no dudarán en hacerlo. Y nosotros, como parte de nuestra humanitaria política diplomática, tampoco vacilaremos. Confiamos en ustedes y creo que hoy en día todo el mundo está aprendiendo a confiar en ustedes.

En nombre de todos los ciudadanos de Israel, muchas gracias desde el fondo de nuestros corazones. Ahora, vayan con sus familias. Estén con ellos, pasen Yom Kipur con ellos, y recuperen fuerzas para el futuro.

Un feliz año nuevo para todos ustedes. Que se escriban y se inscriban para el bien. Gracias en nombre de todos los israelíes. ¡Muchas gracias!”.

Vía Oficina del Primer Ministro

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here