Presentación del Informe Anual de Antisemitismo: durante el 2016 hubo 351 denuncias

La Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas (DAIA) junto a la Secretaría de Derechos Humanos y Pluralismo Cultural de la Nación realizaron la presentación de la 18º edición del Informe Anual de Antisemitismo que confecciona el Centro de Estudios Sociales en forma ininterrumpida. El CES analizó la denuncias que recibieron del año 2016 y arrojó una baja en el total del denuncias con respecto al informe del 2015.

En el Salón Frondizi del Archivo Nacional de la Memoria, ExEsma, se presentó el informe anual de antisemitismo con la presencia de los principales directivos de la DAIA encabezada por Ariel Cohen Sabban, el Secretario de Derechos Humanos y Pluralismo Cultural de la Nación, Lic. Claudio Avruj; la cúpula de las fuerzas de seguridad, el diputado nacional por Cambiemos Waldo Wolff, embajadores acreditados en nuestro país y los dirigentes del Museo del Holocausto, Generaciones de la Shoá, Centro Simón Wiesenthal y Osfa-Wizo, entre otras instituciones.

El presidente de la DAIA fue el primero en brindar un discurso de presentación en el que aseguró que este año el número de denuncias recibidas fueron 351 y que ven este número con preocupación debido a los hechos que están sucediendo en Europa con respecto a los partidos nacionalistas, que son cada vez más, están tomando protagonismo en los gobiernos europeos como es el último caso del partido nacionalista que ingresó al Parlamento de Alemania como tercera fuerza.

«Se siguen produciendo hechos que agravian a nuestra comunidad y a la sociedad Argentina», aseguró.

Cohen Sabban resaltó: «Seguiremos defendiendo la dignidad de ser argentinos que profesan la religión judía».

En consonancia con el discurso de la máxima autoridad de la DAIA, el Lic. Avruj, quien también fue director ejecutivo de la DAIA durante el período 1997-2007, aseguró que el Informe Anual de Antisemitismo es «darle una herramienta a la sociedad», para acercarle datos concretos para que los gobiernos puedan gestionar «políticas públicas», y aseguró que lo anterior mencionado «no fue la constante».

El secretario de Derechos Humanos y Pluralismo Cultural de la Nación afirmó: «Este informe es para investigadores y académicos. Este informe es para el mañana». En este sentido, destacó la importancia de «educar, enseñar y concientizar».

Antes de los discursos, Cohen Sabban y Avruj firmaron un acuerdo de cooperación para generar proyectos en conjunto en materia de discriminación, antisemitismo y Shoá.

A continuación, la Lic. Verónica Constatino del Centro de Estudios Sociales (CES) realizó un breve resumen de lo más relevante de este año en el Informe de Antisemitismo: a comparación con el 2015, las denuncias bajaron, pero «hubieron hechos más violentos».

Otro de los factores que más se vio en este nuevo informe es la discriminación laboral, las profanaciones de los cementerios y la violencia en centros médicos». El total de las denuncias recibidas durante el 2017 fueron 351 y la categoría que más se resaltó fue simbología nazi a comparación de otros años que la que más resaltaba era «Medio Oriente».

El orador que en esta oportunidad fue invitado a hablar acerca de este nuevo informe fue el Dr. Sergio Berensztein quien hizo un extenso análisis global, y puntualmente de la Argentina, relacionando el cambio político-social que se está dando en el mundo con el resurgir de partidos nacionalistas y con la expansión del terrorismo yihadista basándose en un cambio económico mundial: un «proceso de desglobalización» o «cuarta revolución industrial» que está atravesando el mundo.

Con respecto a la Argentina, destacó que en los años 70 el antisemitismo era mayor y que gracias a las políticas que realizó el expresidente Ricardo Alfonsín ligado a los derechos humanos, al Juicio a las Juntas y al libro «Nunca Más», editado por la CONADEP, se pudo revertir ese proceso.

Por último, la Dra. Marisa Braylan, directora del CES, basó su presentación «en la importancia de las palabras» y recalcó: «Todos los genocidios empezaron con discursos agresivos/ violentos». Para explicar su teoría se basó en el análisis que realizó el filósofo francés Jean-Claude Milner, quien teorizó acerca de la «cuestión judía» y el cambio discursivo que da el nazismo, en 1941/42, para generar lo que comúnmente se conoce como la «Solución Final», y que para eso el nazismo «tuvo que cambiar su discurso y hablar del problema judío».

En este sentido, destacó que «este discurso se importó a Occidente. Por eso hay que estar muy atentos».

Ph: Leonardo Kremenchuzky

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here