Netanyahu llamó «traidor» al jefe de la policía israelí

El jefe de la policía de Israel, Roni Alsheikh, recibió una advertencia telefónica de que el primer ministro Benjamín Netanyahu no estaba para nada contento con él.

Allegados le hicieron llegar el mensaje a Alsheikh de que el premier lo considera un «traidor» e «ingrato», agregando que estaba en la mira sobre lo que Netanyahu afirmó que fue un «tsunami de filtraciones» de la policía a los medios sobre investigaciones en su contra.

El líder policial respondió que no estaba preocupado y mantuvo la advertencia principalmente para sí mismo, no deseando exacerbar aún más las tensiones entre él y el primer ministro. Sólo compartió la advertencia con sus más cercanos, insistiendo en que no afectaría su trabajo. Sin embargo, parece que su trabajo se ha visto afectado, ya que en el último tiempo evitó dar sus informes periódicos al Gobierno sobre el trabajo de la policía.

Pero la ofensiva contra el jefe de la policía comenzó incluso antes, cuando un periodista con estrechos lazos con el primer ministro escribió una historia falsa con la intención de presentar a Alsheikh como alguien que actúa basándose en motivos políticos extranjeros.

El informe del periodista decía que Alsheikh planeaba postularse para la próxima elección. Sin embargo, el jefe de Policía no podría presentarse a la presidencia aunque lo quisiera, debido a la ley que obliga a un período de alejamiento para los miembros de alto rango de las fuerzas de seguridad.

A principios de esta semana, luego de las palabras de Netanyahu, el jefe de policía habló con el Asesor Jurídico del Gobierno, Avichai Mandelblit, contándole la advertencia que recibió y expresando su enojo por la conducta del premier.

“Este tipo de comportamiento es más apropiado para los criminales y la mafia”, dijo un cercano asociado de Alsheikh. “Estas amenazas y el ataque personal contra el jefe de Policía son un peligro para la democracia”.

En sus primeros comentarios públicos sobre las acusaciones del primer ministro, Alsheikh negó
categóricamente la participación de la policía en las filtraciones. “No tengo dudas de que las filtraciones no vienen de la policía. Hacemos todo para preservar la pureza de las investigaciones y permanecer con las manos limpias”, comentó.

Vía Aurora

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here