Josefa Teper: «Beit Israel a sus 90 años continúa con el legado de nuclear y ayudar»

La presidenta de La Unión Israelita de Beneficiencia y Culto de Villa Sahores, que en la actualidad se la conoce como Comunidad Beit Israel, festejó los 90 años de existencia con una gran celebración en el salón que construyeron hace algunos años gracias a la donación generosa del hijo de uno de los fundadores, José Apelbaum. En una entrevista exclusiva con la Cadena Judía de Información Vis a Vis la presidenta habló sobre el pasado, presente y futuro de la institución.

– ¿Qué significan estos 90 años que cumple la comunidad Beit Israel?

– Los 90 años para una comunidad que su nombre original es Unión de Beneficencia y Culto de Villa Sahores que fue creado por inmigrantes judíos de La Paternal que lo creó por la necesidad de tener un lugar de pertenencia, pero también como dice su nombre: unidos y en beneficencia. Fue creado como templo. Estos fueron los inicios de la institución. Yo creo que aún hoy continúa con ese legado de nuclear y ayudar porque cada etapa de los 90 años de esta institución fue ayudando a cada persona y espacio que lo necesitaba.

– Y en lo personal ¿qué significan estos 90 años?

– Para mí es un gran honor presidir esta institución. Yo estoy ligada a Beit Israel hace 53 años cuando mi hija mayor tenía que empezar el jardín de infantes, el schule que había acá, y lo mismo sucedió con mis otras dos hijas. Si bien en ese momento no activaba como dirigente, sino como padres sin tener que involucrarse en el día a día. Después de muchos años que hubo un impasse en la escuela que se tuvo que unir con otra de la zona y dejó de funcionar acá. En ese momento quede como descolocada hasta que después de unos años se retomaron varias actividades, yo lo llamo una re-fundación. Le volvimos a dar vida a esta institución, por eso para mí es un orgullo junto con todos mis compañeros de comisión directiva, porque sola no se pude hacer nada. Para mí es un privilegio dar mi tiempo a algo tan loable como darles cabida a los chicos, generando actividades para adultos mayores. En una época el centro de reunión de la comunidad era la escuela y el templo era para la gente mayor, A partir de que el templo comenzó a funcionar con el movimiento conservador se fue reanudando en otros espacios. Hoy el templo es el eje central de nuestra institución.

– Hace mucho tiempo se viene notando un cambio en la forma que los judíos se relacionan con la comunidad, ¿usted lo nota?

– Por supuesto. El judío del barrio sabía que tenía que venir a este templo o al templo allegado a su espacio/zona. Después muchos judíos se trasladaron a otros barrios. La renovación es permanente porque si bien siguen concurriendo al templo gente tradicional de muchos años, pero también hay una renovación.

– Entonces, el desafío hoy de una comunidad es mucho más grande, sí todo el tiempo está cambiando cómo hacemos para que venga más gente…

– Ese es un dilema porque uno tiene que ir buscando a las nuevas generaciones que continúen. Si bien nosotros somos un grupo de comisión directiva que llevamos muchos años, pero necesitamos la renovación y ese es un trabajo que no sé cómo se puede hacer. Creo que es una problemática de todas las instituciones. Yo siempre digo que la gente menor a nosotros no le es fácil porque tienen que trabajar, obligaciones de horarios de hijos y cuesta acercarse a hacerse cargo de una institución. Es un tema que nos preocupa mucho dentro de la comisión directiva más por las características de esta institución.

– Este año tuvieron un momento histórico que fue la llegada del Sefer Torá checoslovaco, ¿de alguna manera coronan estos 90 años con la llegada de este sefer?

– Creo que fue el acontecimiento que inició este año la celebración de los 90 años. Se pudo concretar por la ayuda de mucha gente. Fue emocionante poder concretar algo que en algún momento parecía irrealizable y se pudo hacer. Fue una felicidad total, el día previo al festejo, llegó el Sefer Torá a la comunidad que lo fueron a buscar a Ezeiza. Yo digo que fue como el nacimiento de un nieto, era algo muy emocionante. La fiesta que después pudo concretarse.

 

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here