Jefe del Ejército del Líbano a sus soldados: «Prepárense para un ataque de Israel»

El jefe de las Fuerzas Armadas del Líbano, general Joseph Aoun, alertó a sus tropas a estar “completamente preparadas” para enfrentar a Israel en el contexto de la escalada de tensión en la zona.

“Les insto a estar completamente preparados en la frontera sur para confrontar las amenazas y violaciones del enemigo israelí”, manifestó Aoun en el 74 aniversario de la Independencia del Líbano.

El general advirtió que Israel tiene “intenciones hostiles contra el Líbano, su pueblo y su ejército”.

Aoun instó a sus soldados a garantizar la implementación de la Resolución 1701 de las Naciones Unidas, con la ayuda de la ONU y “preservar la estabilidad”.

La Resolución 1701 dio por finalizada la guerra de 2006 entre Israel y el grupo terrorista chií libanés Hezbollah. Insta a ambas partes a respetar las fronteras y las zonas desmilitarizadas designadas por la  ONU y el desarme de todos los grupos armados del Líbano.

El Ejército del Líbano es considerado ampliamente como una fuerza en gran medida ineficaz e incapaz de confrontar a las fuerzas de Hezbollah, que están mucho mejor armadas y entrenadas. Tampoco ha hecho ningún esfuerzo por desarmar a Hezbollah, cuyo brazo político forma parte del gobierno del Líbano.

Por su parte, Israel considera al grupo pro-iraní Hezbollah como un “caballo de Troya” que se ha ido apoderado gradualmente del Líbano, y como el instrumento a través del cual Irán controla al país del cedro.

El llamado de Aoun a sus tropas a estar preparadas para un ataque israelí surge en el marco del aumento de la tensión entre Israel y Hezbollah, y de la crisis entre Beirut y Arabia Saudita, desatada por la sorpresiva renuncia de Hariri, el 4 de noviembre pasado desde Riad. Hariri culpó a la intervención de Irán y de Hezbollah en la región como la causa de su renuncia.

En su reciente cumbre en El Cairo, la Liga Árabe calificó a Hezbollah de “organización terrorista” y condenó al grupo libanés junto a su patrocinador Irán, acusándolos de difundir y apoyar el terrorismo en la región.

Mientras tanto, el ministro de Defensa, Avigdor Liberman, instó a los diputados a aumentar el gasto militar en más de mil millones de dólares durante los próximos tres años, citando los nuevos desarrollos en Siria, especialmente la creciente presencia iraní en ese país árabe.

Liberman destacó una escasez significativa en el número de refugios antiaéreos en el norte de Israel, la zona del país que podría ser la más afectada en una eventual guerra con Hezbollah.

 

Vía Aurora

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here