De origen palestino y casado con una fanática de Hitler: el perfil de uno de los candidatos a presidente de Honduras

De acuerdo al cómputo de votos preliminar el presentador de televisión recién llegado a la política, Salvador Nasralla Salum, de origen palestino, es el virtual próximo presidente de Honduras con un total del 45% de la votación obtenido frente al actual presidente Juan OrlandoHernández que ha obtenido un 40%.

Aunque el Tribunal Supremo Electoral de Honduras ha declarado que los resultados no quedarán determinados hasta que se cuente la última acta, proceso que sigue en marcha.

Nasralla nació en 1953 en Tegucigalpa, hijo de los palestinos Alejandro Nasralla y Alicia Salum, esta última nacida en Chile. Estudió ingeniería industrial y administración de empresas. Entre 1977 y 1982 llegó a dar clases en una universidad.

A inicios de los años 80 comenzó a participar en un programa deportivo llamado “5 deportivo” y con ello, llegó a ser el jefe de prensa de la selección de Honduras en el Mundial de España 1982.

Su carrera la continuó en el medio del espectáculo, llegando a crear un programa de TV en 1992 y presentar otros tantos más con el paso de los años al punto de ganarse el apodo de “El señor de la televisión” por su popularidad en los medios del país.

En el año 2011 decidió entrar a la política de Honduras mediante el Partido Anticorrupción que fundó en ese año. En 2013 se presentó a las elecciones presidenciales y solamente obtuvo un 13% del voto.

Este año, después de abandonar su partido, se presentó como candidato del partido Alianza de Oposición contra la Dictadura.

En abril de este año, su esposa la ex Miss Honduras, Iroshka Elvir, 38 años menor que él, desató la polémica después de comentar ante la prensa local que era gran admiradora, entre varios personajes, de Adolf Hitler.

“Vi biografías de Hitler, aclaro que no quiero ser como él, porque capaz me sacan que quiero ser una dictadora, pero Hitler era un gran líder y tenía un gran discurso, he visto sus discursos y los he analizado, sus discursos se centraban en los problemas que tenían los alemanes (…) los alemanes veían a los judíos como ratas que les quitaban los espacios de producción y trabajo” comentó para el diario El Heraldo.

Poco después Iroshka se disculpó al punto de enviar una carta al Congreso Judío Latinoamericanoen la que dijo que había sido malinterpretada y que es una admiradora de Israel, nación a la que le tiene afecto.

Vía El Heraldo / Enlace Judío

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here