La historia judía del icónico juguete Sr. Cara de Papa y Janucá

Enlace Judío México – Imagínate que vives en la década de 1950. Es Janucá, eres judío y desde la cocina se encuentra tu esposa pelando papas para hacer unos deliciosos latkés que la familia comerá en la cena. Ella lucha contra tus hijos que tratan de robarse las papas para encajarles unas figuras plásticas de bocas, sobreros, ojos y otros rasgos simpáticos. En efecto, ese es el precursor del famoso juguete Señor Cara de Papa que fue tan famoso toda la segunda década del siglo XX y que Toy Story convirtió en ícono para las generaciones nacidas en los 90. Resulta ser que el Sr. Cara de Papa fue el invento de tres judíos estadounidenses.

Todo empezó en 1949 cuando George Lerner un judío neoyorquino quiso aprovechar el ímpetu de los niños por jugar con la comida para crear un juguete llamado “Dibuja una Cara”. Consistía en fichas de plástico que se podían adherir a verduras como papas, zanahorias o pepinos. Lerner que llevaba varios años haciendo ilustraciones para niños y diseñando juguetes se decepcionó enormemente al ver que su juguete no tenía gran éxito. Los padres de los supuestos compradores aún tenían en su memoria los racionamientos Segunda Guerra Mundial y no se sentían nada cómodos viendo a sus hijos jugar con comida. Terminó vendiéndolo por 5,000 dólares a una compañía de cereales que ofrecía su juguete como premio sorpresa.

Sin embargo, como era de esperarse su suerte llegó un par de años después. Los hermanos Hassenfeld creadores de la compañía Hasbro, una de las compañías de juguetes más importantes del mundo, vieron potencial en el juguete de Lerner, decidieron comprarlo por 7,000 dólares a la competencia y contratar al inventor. Lerner diseño nuevas piezas, se le puso una caja llamativa y el juguete salió al mercado nuevamente.

Las cabezas de esta familia eran de poliestireno al cual se le podían adherir las piezas. Las instrucciones recomendaban fuertemente que se sustituyera está pieza por una papa o verdura de su elección. Así se hizo y no fue hasta 1964 que las figuras de Lerner conocieron una nueva dimensión. Varios padres se quejaron frente al departamento de salud porque habían encontrado a sus hijos jugando con verduras podridas, además el departamento presento quejas a la compañía exigiendo que redujera los elementos punzantes del muñeco por lo cual las piezas nuevas no tenían la suficiente aspereza para penetrar las verduras. Así fue como surgieron las figuras en plástico del Sr. Cara de Papa que hasta la fecha conocemos.

Todo por una tarde de Janucá e inspiración.

Fuente: Enlace Judío

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here