El país que nombró senadora vitalicia a una sobreviviente del Holocausto

El presidente de Italia, Sergio Mattarella, nombró senadora vitalicia a Liliana Segre, sobreviviente del Holocausto, “por haber ilustrado al país con méritos muy altos en el campo social”, según informó la presidencia de la república.

Agradecida tras conocer su nuevo cargo, del que ha sido informada telefónicamente, la nueva senadora ha declarado que “la memoria es la única vacuna contra la indiferencia”.

Se trata del primer senador vitalicio que nombra Mattarella, elegido en 2015, a quien como presidente de la República la Constitución italiana dota de la facultad de investir a hasta cinco personas.

El nombramiento ha sido refrendado por el jefe del Gobierno, Paolo Gentiloni, quien en su cuenta de la red social Twitter valoró la decisión como “valiosa”.

El primer ministro definió la vida de Segre, sobreviviente italiana del campo de concentración nazi de Auschwitz, adonde fue deportada en 1944 desde Milán, como un “testimonio de libertad”.

En esta línea, consideró que el nombramiento “indicará el valor de la memoria” y recordó que se produce 80 años después de la instauración en Italia de las leyes raciales.

Estas normas, promulgadas en 1938 por el dictador Benito Mussolini en colaboración con el entonces monarca de Italia, Víctor Manuel III, sometía a una serie de restricciones sociales y laborales a los judíos italianos y permitió que miles de ellos fueran deportados y exterminados.

Precisamente la repatriación a Italia en diciembre de los restos mortales de este antiguo rey de Italia desde Egipto, donde murió en el exilio tras gobernar entre 1900 y 1946, ha causado controversia, ya que, además, fue trasladado en un avión militar del Estado.

Nacida en 1930, en Milán, en el seno de una familia judía, Segre fue expulsada del colegio tras la promulgación de las Leyes Raciales Italianas en 1938. En 1943, fue arrestada junto a miembros de su familia y deportada al campo de concentración nazi.

Sólo 25 de los 775 niños italianos sobrevivieron los campos de concentración nazi.

Durante décadas, Segre se negaba a contar sus experiencias en Auschwitz; pero en la década de los noventa comenzó a hablar a los estudiantes a lo largo y ancho de Italia sobre el Holocausto. Aurora y EFE

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here