Investigadores de Israel y Estados Unidos desarrollan un software que Predice La inestabilidad de la presión arterial

Investigadores de la Universidad Ben-Gurion del Negev, el Centro médico del Hospital Infantil de Cincinnati y el Centro médico Hadassah en Jerusalem han desarrollado un software para predecir la inestabilidad de la presión arterial en pacientes de cuidados intensivos.

El software puede monitorear los signos vitales en tiempo real y aplica algoritmos para predecir episodios inminentes de inestabilidad hemodinámica, como un shock hemorrágico, potencialmente hasta varias horas antes de que los síntomas aparezcan por primera vez en los sistemas de monitoreo actualmente disponibles.

«Esta es una ventana crítica cuando la intervención clínica es más exitosa», dijeron los investigadores en un comunicado conjunto.

La unidad de transferencia de tecnología de la Universidad de Ben-Gurion está buscando un socio para ayudar a desarrollar y comercializar la tecnología.

La inestabilidad hemodinámica se define como la inestabilidad en la presión arterial, en particular la hipotensión, que puede conducir a un flujo sanguíneo arterial inadecuado a los órganos y a la insuficiencia orgánica. Se considera uno de los eventos más críticos que requieren una intervención efectiva y rápida en la unidad de cuidados intensivos.

Una vez que los pacientes se vuelven inestables, el tratamiento es mucho más difícil y las muertes y la enfermedad aumentan.

La nueva tecnología, llamada VitalMiner, permite la pronta predicción de episodios de inestabilidad hemodinámica en pacientes de cuidados intensivos, según un comunicado de BGN Technologies, la empresa de transferencia de tecnología de la Universidad Ben-Gurion y el Centro Médico del Hospital de Niños de Cincinnati, Cincinnati, Ohio.

El software se puede conectar local o remotamente a sistemas de información clínica y monitores de signos vitales en una variedad de entornos, incluidas unidades de cuidados intensivos civiles y militares, salas de emergencia, vehículos de cuidados intensivos y servicios de cuidados intensivos en el hogar.

En experimentos de evaluación con datos retrospectivos de tres hospitales, VitalMiner mostró una capacidad predictiva mejorada de hasta 6% en sensibilidad, la capacidad de predecir episodios, y hasta 13% en especificidad, la capacidad de identificar falsas alarmas, en comparación con los sistemas existentes, dice la declaración.

“La inestabilidad hemodinámica es una complicación grave y potencialmente mortal en el entorno de cuidados intensivos”, dijo el Prof. Víctor García, director fundador de Trauma Services en Cincinnati Children’s Hospital y profesor de Cirugía y Pediatría en la Universidad de Cincinnati College of Medicine, que ha desarrollado conjuntamente el software. “La predicción anterior del deterioro fisiológico de los pacientes mediante el uso de un software de monitoreo ‘inteligente’ y algoritmos de aprendizaje automático salvará vidas y permitirá una reanimación mejor informada de los enfermos y heridos graves”.

Según un informe de Markets & Markets, se espera que el mercado de monitorización de pacientes llegue a unos $25 mil millones a fines de 2023, sabiendo que hubo $18 mil millones en 2017, creciendo a una tasa de crecimiento anual compuesto de alrededor del 6%.

El software VitalMiner fue desarrollado por García junto con el Prof. Mark Last del Departamento de Software e Ingeniería de Sistemas de Información, la Universidad Ben-Gurion del Negev y el Prof. Raphael Udassin del Departamento de Cirugía Pediátrica del Hospital Universitario Hadassah.

En 2012, la Universidad Ben-Gurion y el Cincinnati Children’s Hospital celebraron una colaboración de varios años para abordar la falta de dispositivos médicos diseñados específicamente para niños.

La colaboración combina las capacidades técnicas y de ingeniería de BGU con la experiencia médica de los médicos de CCHMC. Hasta la fecha, se han revisado 210 proyectos en el marco de la colaboración, de los cuales siete fueron seleccionados para recibir hasta $ 100,000 en fondos, con todos los fondos condicionados al logro de los hitos de desarrollo específicos del proyecto. Los fondos son aportados tanto por BGU como por Cincinnati Children’s Hospital.

El año pasado, se estableció una empresa emergente, Xact Medical, basada en un producto que surgió de la colaboración.

“Este es un excelente ejemplo del tipo de inventos potencialmente salvavidas que surgieron de nuestra asociación con Cincinnati Children Hospital“, dijo Netta Cohen, directora ejecutiva de BGN Technologies. “Este importante invento no solo ayudará a salvar vidas, sino que también acortará la duración de la estadía en la UCI, reduciendo así los costos de hospitalización. BGN actualmente está buscando un socio para un mayor desarrollo y comercialización de este sistema”.

 

 

Vía Israel Noticias

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here