La lectura de la reunión de la flamante conducción de la DAIA con el Rabino Samuel Levín

En una reunión celebrada en la Yeshivá Jaim de la calle Ecuador, se encontraron dos de las máximas autoridades de «Construyendo Futuro»; el presidente electo de la Delegación de Asociaciones Israelita Argentina (DAIA) Dr. Jorge Knoblovits junto al secretario general electo Alejandro Zuchowicki, con El Rabino Samuel Levín, líder del Bloque Unido Religioso (BUR), también se encontraban presentes el ex candidato a presidente Leonardo Jmelnitzky y Eliahu Hamra quien fue un articulador clave de KOLOT.

 

 

La intención de Knoblovits, por lo dicho en la previa de la elección y también en la noche de los festejos, es la de presidir una DAIA inclusiva, «nosotros tenemos que gobernar para todos los judíos«; que sea la representante política de todas las instituciones de la comunidad judía sin excepción, y que eso incluya a la ortodoxia. El primer paso lo dió.  Algunos ven con buenos ojos y consideran saludable la actitud del nuevo presidente,  parándose en un lugar que supere la grieta ya instalada entre ortodoxos y no ortodoxos y busque el trabajo en común. Otros no lo ven de la misma manera y aparecieron algunas críticas por el encuentro, aunque fueron las menos.

Desde el BUR felicitaron a los ganadores y le manifestaron que la intención es acompañar el proceso; el Rab Levín expresó entre otras cosas que: » querés que te diga una cosa, todo está manejado de arriba, perdieron y eso ya es historia, se puede hablar ahora de planes para el futuro». Estas expresiones envían un claro mensaje que colisiona con la actitud del presidente de la AMIA ( a quien parte de la ortodoxia le recrimina las expresiones previas a la asamblea), quien publicó en las redes sociales que «Hoy comenzó a perecer definitivamente la DAIA«. También se habló de retirar las instancias judiciales que se produjeron a partir de las elecciones por pedido de algunas instituciones que integraban la coalición de KOLOT y que habían provocado malestar.

Por otra parte, resultó llamativo que en la reunión no estuviera precisamente Agustín Zbar, quien también recibió voces críticas, ya que por la investidura que representa y dejando de lado los enconos personales,  no felicitó a los ganadores como si lo hicieron otros presidentes de entidades centrales como Sergio Pikholtz de la OSA y Mónica Sucari de FACCMA.

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here