Sandra Arroyo Salgado renunció como querellante en la causa que investiga la muerte de Nisman

De manera «impostergable» y para «salvaguardar» a sus hijas, Sandra Arroyo Salgado renunció en las últimas horas a la querella en la causa que investiga la muerte del fiscal Alberto Nisman.

La investigación está a cargo del juez federal Julián Ercolini. Nisman fue encontrado muerto en el baño de su departamento de las Torres Le Parc, en Puerto Madero, el 18 de enero de 2015

«La presente decisión se impone atendiendo al impacto emocional causado por el hecho objeto de la investigación cuyas secuelas persisten al día de hoy. Así también frente al apremio de reconstruir en la actual coyuntura el proyecto de vida personal, familiar y profesional resquebrajado», explicó la jueza federal de San Isidro en la comunicación que le envió a su par y a la que tuvo acceso TN.com.ar.

«No puedo continuar soslayando el escenario de amenazas previas y posteriores al hecho y recurrentes al día de la fecha, a cuyo esclarecimiento no se ha podido llegar aún», insistió Arroyo Salgado, para la que ahora es importante «priorizar la paz y espiritualidad del núcleo familiar».

Para la Justicia cada vez hay menos dudas sobre la muerte de Nisman: la Sala II de la Cámara Federal Porteña ratificó en junio que el fiscal que investiga el atentado en la AMIA fue asesinado como consecuencia directa de su denuncia contra Cristina Kirchner y exfuncionarios de su gobierno. El juez Ercolini, por su parte, procesó a Diego Lagomarsino por facilitar el arma de la que salió el disparo fatal.

El exfiscal denunció el 14 de enero del 2015 a la entonces Presidenta por el supuesto encubrimiento agravado de cinco iraníes prófugos de la Justicia de la Argentina acusados por el ataque del 18 de julio de 1994 que mató a 85 personas. Cuatro días después, Nisman apareció muerto con un tiro en la cabeza en el baño de su departamento.

TN

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here