Donald Trump: «No apartaremos los ojos de Irán y su amenaza de genocidio contra el pueblo judío»

Donald Trump afirmó la noche de este martes en Washington que su gobierno no quitará los ojos de encima del régimen de Teherán ante cualquier amenaza contra Israel.

En el tradicional discurso presidencial del Estado de la Unión, que este año se pospuso por algunos días debido al cierre del gobierno, el mandatario versó alrededor de temas como el migratorio o sus logros económicos, aunque Israel, el combate al antisemitismo y el Holocausto no quedaron fuera de sus palabras.

Trump aseguró que la aproximación de EE.UU. bajo su administración hacia el Medio Oriente ha estado basada en un “realismo ejemplar”, y no en “desacreditadas teorías”.

Fue por ello que su gobierno reconoció a Jerusalén como “la verdadera capital de Israel, y de manera orgullosa inauguré la embajada de EE. UU. en Jerusalén”, apuntó el presidente norteamericano.

El mandatario reconoció a Jerusalén el 6 de diciembre de 2017, un movimiento diplomático calificado de “histórico”, y sólo seis meses después, la sede diplomática norteamericana en Israel se traslado oficialmente desde Tel Aviv hacia la ciudad, una acción excelentemente recibida por el gobierno del primer ministro Benjamín Netanyahu.

Abordando la tensa situación en la región del Medio Oriente, momento en el también se refirió al retiro de tropas norteamericanas de Siria, Trump señaló que EE.UU. no bajará la alerta ante Irán por su hostilidad anti-norteamericana y anti-israeli.

“No apartaremos nuestros ojos de un régimen que canta ‘Muerte a América’ y amenaza con genocidio al pueblo judío”, dijo.

Aludiendo a las amenazas de destruir a Israel que Irán constantemente lanza, país cuya intervención en Siria es vista por Jerusalén como una seria amenaza para su seguridad, Trump exhortó a no ignorar de ninguna manera el antisemitismo y a combatirlo en todas sus formas.

Como invitado de honor al evento estuvo Judah Samet, un sobreviviente no sólo de la masacre de Pittsburgh, sino también del Holocausto al que Trump elogió ante los presentes.

“Judah dice que aún recuerda el momento exacto en que, hace casi 75 años, después de 10 meses en un campo de concentración, cuando el y su familia fueron puestos en un tren, y les dijeron que irian hacia otro campo”, recontó Trump acerca del doble sobreviviente.

“Y de repente, el tren crujio al detenerse. Un soldado apareció. La familia de Judah se preparó para lo peor. Entonces, su padre gritó con alegría: ‘Son los americanos’”.

Uno de los oficiales que actuó contra el tirador de Pittsburgh, Timothy Matson, también estuvo presente en el Congreso y Trump le agradeció por su valentía.

Así mismo, Trump indicó a los presentes que otro sobreviviente del Holocausto, Joshua Kaufman, también se encontraba entre los invitados de honor.

De acuerdo a lo relatado por Trump, Kaufman recuerda que cuando vio llegar a los soldados norteamericanos en los estertores de la guerra, consideró que “eran prueba de que Dios existe, y llegaron del cielo”.

Trump mencionó al tenor de la historia de Joshua que el exsoldado Herman Zeitchick, que participó en la liberación del mismo campo de Dachau, también se encontraba en el recinto y agregó que la presencia de ambos en el recinto “honra y exalta a nuestra nación”.

Fuente: Enlace Judío

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here