Hay fuertes indicios de ser un atentado terrorista el asesinato de una adolescente en Jerusalén

0
33

El sospechoso palestino en el asesinato de la adolescente israelí Ori Ansbacher en Jerusalén fue identificado el sábado como Arfiyeh Arafat, un residente de 29 años de la ciudad cisjordana de Hebrón, que residía ilegalmente en Israel.

Arafat cumplió condena en una prisión israelí por delitos aún no divulgados, según los nuevos detalles revelados el sábado, como parte de una orden mordaza impuesta por el tribunal. Otros detalles de la investigación del asesinato quedan prohibidos de publicación.

Aunque se impuso una orden de mordaza en la mayoría de los detalles, según informó la televisión israelí durante el fin de semana, ha habido una creciente sospecha de que el asesinato fue “nacionalista“, un término generalmente usado para describir el terrorismo palestino.

La policía y el Shin Bet dijeron en una declaración conjunta que Arafat salió de su casa en Hebrón el jueves armado con un cuchillo y se dirigió hacia Jerusalén, donde vio a Ansbacher en el bosque y la atacó.

Ansbacher, de 19 años, fue encontrada muerta en el bosque en Ein Yael, en el sur de Jerusalén, el jueves por la noche, con lo que la policía dijo que eran “signos de violencia“, luego de que fuera reportada como desaparecida ese mismo día.

La declaración de la policía-Shin Bet indicó que el motivo del asesinato aún está siendo investigado.

Según el reportero de Ynet, Elior Levy, citando fuentes palestinas, Arafat está afiliado al grupo terrorista palestino Hamás y reside en una zona de Hebrón donde el grupo tiene amplio apoyo.

El sábado temprano, investigadores israelíes dijeron que las pruebas forenses en el lugar del asesinato llevaron a las fuerzas de seguridad al arresto del sospechoso el viernes por la noche.

Arafat fue arrestado el viernes como parte de una redada en el área de Ramallah / el-Bireh en Cisjordania en dos edificios residenciales y la mezquita Jamal Abdel-Nasser. Según la agencia de noticias Wafa de la Autoridad Palestina, las tropas israelíes confiscaron imágenes de cámaras de seguridad del vecindario y de la mezquita.

La policía dijo el sábado que las pruebas forenses en el lugar vincularon al sospechoso con el asesinato “sin duda” y que no habría necesidad de una confesión, según un informe del Canal 13 el sábado. El arresto del sospechoso fue “muy tranquilo“, agregó la policía.

La familia de la joven fue notificada de la detención en el transcurso del sábado.

El cuerpo de Ansbacher fue encontrado en Ein Yael, que se encuentra entre el zoológico bíblico de Jerusalén y el pueblo de Walaja en la Ribera Occidental. El asesinato ha sido descrito por las autoridades israelíes como brutal; se dijo que Ansbacher había sido apuñalada varias veces.

Ansbacher fue enterrada el viernes en su ciudad natal, el asentamiento de Tekoa en Judea y Samaria, y políticos de todo el espectro político emitieron declaraciones de condolencia.

“En esta hora difícil, todos abrazamos a la familia Ansbacher y a la gente de Tekoa. Las fuerzas de seguridad están investigando el asesinato; encontraremos a los responsables y llevaremos el asunto ante la justicia“, prometió el primer ministro Benjamin Netanyahu.

Ansbacher estaba llevando a cabo un año de servicio nacional en un centro juvenil en Jerusalén en el momento de su muerte.

Times Of Israel/Enlace Judío

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here