Aparecieron los dueños de los pasaportes utilizados por los iraníes para ingresar a la Argentina

2
164

La pareja contó en una entrevista para la televisión francesa que tres ladrones les quitaron la documentación en una escala que hicieron en Ginebra, Suiza.

David Assouline y Brigitte Assouline, los dueños de los pasaportes, revelaron en declaraciones con el canal francés i24NEWS: “Fue una sorpresa lo que pasó. Nos enteramos esta mañana, por televisión, que habían utilizado nuestros documentos. Ninguna autoridad se contactó con nosotros”. Asimismo la pareja relató desde Jerusalén, Israel, que les habían robado la documentación en una escala que hicieron en un vuelo en Ginebra, Suiza.

“Estábamos en un bar con amigos y nos asaltaron tres ladrones. Según tengo entendido, a uno de ellos lo detuvieron en el aeropuerto”, indicó Assouine. “Nos dijeron que los pasaportes robados podrían ser utilizados, no sabíamos exactamente cuándo. Ayer la policía nos confirmó que el tráfico de pasaportes es una actividad bastante usual”, completó.

Los hechos

Una pareja identificada como Mashoreh Sabzali, de 30 años y de Saijad Samiel Naseran, de 27, fueron detenidos en un hotel de la zona del Abasto luego de que se comprobara que ingresaron a la Argentina con documentos de identidad que figuraban en los archivos de Interpol en la categoría “Robado/perdido por el portador”. Los verdaderos dueños de los pasaportes se enteraron del hecho por la repercusión en los medios y relataron que les hurtaron sus papeles durante una escala en un vuelo hacia Ginebra: “Estábamos en un bar con amigos y nos asaltaron tres ladrones”, señalaron.

El hombre, ahora detenido, realizó el 12 de marzo el trámite de migraciones con un pasaporte israelí y bajo la identidad de Netanel Toledano y la mujer, como Rivka Toledano. Ambos arribaron al país de un vuelo proveniente de España. La alerta para las autoridades argentinas se encendió cuando un oficial de migraciones del aeropuerto internacional de Ezeiza detectó en la base de datos presentada por Israel que ambos pasaportes figuraban como robados o perdidos. Ante esto, activó la alerta de restricción, pero la pareja pudo entrar al país bajo un seguimiento que incluiría numerosos contactos con organismos de seguridad extranjeros. El mismo día que se registró este hecho, la dirección de Migraciones envió un requerimiento a la División Interpol de Jerusalén para avisarles de la situación y saber si los dueños de la documentación tenían sus nuevos pasaportes. La respuesta no tardó en llegar: el organismo israelí informó que los números de los dos pasaportes figuraban como robados en el Ministerio del Interior de ese país y que habían sido emitidos a nombre de David Assouline y Brigitte Assouline, quienes se encontraban en su país.

Ante esta situación, la dirección de Migraciones reenvió huellas dactilares y fotografías de los dos sospechosos, que no coincidían con la de los propietarios reales de los pasaportes. Así lo informó la división israelí de Interpol. El organismo comunicó que tampoco aparecían en su base de datos los nombres de los individuos y que la documentación presentaba múltiples indicios de que fuera falsa dado que por ejemplo, poseía errores ortográficos en hebreo. La investigación y el seguimiento continuaron. Desde Interpol Jerusalén confirmaron que los pasaportes utilizados en España eran totalmente falsos y que los números pertenecían a dos ciudadanos franco-israelíes. Con este dato, el juez Luis Rodríguez dispuso la detención de la pareja.

Rodríguez indicó que aún no se ha logrado determinar las actividades e intenciones futuras de los dos iraníes dentro del territorio nacional. No obstante advierte que podría “resultar un riesgo para la seguridad de la población” argentina, sobre todo a partir de la falencia registrada en el control migratorio de ingreso.

Causa.

La causa está a cargo del juez federal Luis Rodríguez y el fiscal Jorge Di Lello. Sabzali y Naseran fueron detenidos en un hotel de Once y luego llevados a declarar a Comodoro Py. Allí, el hombre explicó, en inglés, que se fue de Irán, su presunto país de origen, tras haber cometido adulterio, por temor a que eso le costara la vida. Según el relato del acusado, Sabzali es su pareja y con ella consiguieron en Europa la documentación falsa con la que luego ingresaron a la Argentina, según consignó la agencia Télam.

Perfil

2 COMENTARIOS

  1. Si esos son los controles q tenemos en argentina nos van a secuestrar un avión más fácilmente de lo q cuesta sacarle un caramelo a un nene

  2. Es todo bulshit! los pasaportes son una horrenda falsificacion de la peor calidad, llenas de orrores de ortografia en hebreo, asi que nunca pueden ser «estos» los dueños de los pasaportes!

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here