Pablo De Vita, director del Festival de Cine Religioso: «Siempre tuvimos un...

Pablo De Vita, director del Festival de Cine Religioso: «Siempre tuvimos un interés especial en que participen películas con temática judía»

Vis á Vis dialogó con Pablo De Vita, director del Festival Internacional de Cine Religioso (Arfecine), que se desarrolla los días 22, 23 y 24 de abril en Buenos Aires.

Es la 6ª edición del Festival, que reúne producciones cinematográficas en torno a la diversidad religiosa. Las funciones centrales tendrán lugar en la Alianza Francesa de Buenos Aires (Av. Córdoba 946), en tanto habrá actividades especiales en el auditorio San Luis Orione (Carlos Pellegrini 1441) y en la Fundación Vocación Humana (Aráoz 1942), todo con entrada libre y gratuita. La grilla de programación se puede ver en www.arfencine.com

  • ¿Qué significa la realización de un Festival de Cine Religioso?

Buscamos que sea un espacio de encuentro plural en relación con las diferentes manifestaciones de la fe dentro de lo que son las religiones, y particularmente la mirada a un cine que realiza producciones eminentemente artísticas donde se analizan contenidos de carácter religioso pero no desde un lugar confesional. Se da el primer valor a la calidad artística de las producciones y, en relación a eso, luego se busca su entendimiento con las diversas manifestaciones de diversas religiones. Esa sería digamos la propuesta del Festival Religioso y eso significa para nosotros esa posibilidad de diálogo y de entendimiento.

  • ¿Hace cuánto tiempo se realiza?

El festival, que va por su 6ª edición, nació en Tandil junto con la inauguración del Cristo que corona una de las sierras de Tandil. Y luego al año siguiente realizó un ciclo itinerante por Rosario, Tucumán, Salta y Córdoba, y desde la 3ª edición tiene su sede en Buenos Aires. Desde hace tres ediciones la sede principal es en la Alianza Francesa de Buenos Aires.

  • ¿Cómo se hace para atraer la atención del público en estos tiempos de crisis económica y con la aparición de nuevas plataformas?

En primer término nosotros enfocamos a un público que busca el cine de calidad y un entendimiento con la característica de grandes directores que muchas veces por cuestiones restrictivas de la distribución en la Argentina están fuera de más pantallas. Si bien también tenemos muy buen diálogo y hemos presentado películas de distribuidores independientes que básicamente sostienen la posibilidad de compartir el buen cine-arte en la Argentina. Asimismo, la característica de este festival es que todas las actividades son con entrada libre y gratuita. No hay venta de tickets, lo cual es muy positivo sobre todo en contexto de crisis económica para favorecer la asistencia del público. Con respecto a la aparición de las plataformas es una realidad con la que uno debe convivir pero también hay que decirlo que hoy el público sigue sosteniendo la importancia de ver una película en la pantalla grande. Por otra parte, el material que nosotros damos no es tan fácil de encontrar en plataformas . Con lo cual es un material prácticamente exclusivo que se proyecta en muchos casos con títulos que están en Premier ya sea Argentina, sudamericana o incluso Premier Mundial.

  • ¿Hay participación de películas con contenido judío o israelí?

Sí, desde la 1ª edición del Festival de Cine Religioso. Siempre tuvimos un interés especial en que participen películas ya sea de producción israelí o de temática judía, porque necesariamente es uno de los diálogos troncales que se establecen entre las religiones y es por eso que siempre ha tenido una presencia muy cotidiana la cinematografía israelí; o bien el entendimiento con temáticas de film judíos fue increyendo hasta la edición del pasado año en la quinta edición, donde la película ‘El Testamento’ fue galardonada con el premio a la mejor película dentro de las competencias por el primer jurado que se constituyó especialmente desde el festival. Hasta la 4ª edición inclusive el premio se otorgaba a partir del voto del público y en el quinto año se constituyó un jurado muy prestigioso encabezado por Mathie Orsell, el presidente del Club, el jefe de prensa Jorge Roulion y la profesora de la UBA Mónica Satarain. Ellos determinaron que ‘El Testamento’ era la película ganadora. En años anteriores también habían tenido películas israelíes premiadas como en el caso de la película «Una semana y un día» que es una de las películas que ganó una de las menciones del público en una edición anterior.

  • ¿Sentís que la gente está alejándose cada vez mas de la religión o todo lo contrario?

Hay una convivencia muy particular. Creo yo que se da en el mundo moderno porque hay mucha espiritualidad sin religión pero se puede entender la espiritualidad sin religión pero no se puede entender la religión sin espiritualidad. Entonces es un como un cruce de caminos bastante particular que se da. Y particularmente se está dando cierto cuentapropismo por decirlo de alguna manera en el cual mucha gente se vincula a las religiones de una manera muy individual y personal por fuera de lo que son las normativas de los grandes cultos y los mitos de los grandes cultos. Entonces me parece que sí, que en algún sentido hay un alejamiento de las características formales de la religión o la práctica del culto. Pero por otro lado ante un mundo aceleradamente materialista, la gente se vuelca cada vez más a la necesidad de encontrar respuestas metafísicas. Se da una combinación muy especial en ese sentido. De gente que busca respuestas extra-racionales en un mundo que cada vez  es más material. Pero por otro lado también se da todo este movimiento por fuera de la manifestación de los grandes cultos tradicionales alrededor del mundo. También es cierto que estos cultos han logrado un poco establecer y acrecentar su feligresía pero creo que también sufren un poco los avatares de la comunicación que en buena medida son los motores que rigen el entendimiento de las grandes religiones. Que muchas veces no encuentran canales de difusión  como para poder llegar a grandes audiencias y quedan reducidos a comunicadores especializados o a medios especializados que se dirigen a audiencias específicas. Los grandes medios están cada vez más lejos de los contenidos religiosos cuando no prima ya sea la tragedia , el evento o el escándalo. Esa es una característica muy singular de nuestro tiempo y es por eso que nosotros estamos entregando desde la primer edición un premio que está dirigido básicamente a comunicadores que han logrado aunar la búsqueda de la espiritualidad y el periodismo en medios masivos de comunicación o de una manera masiva. Es por eso que en la primer edición el premio fue para José Ignacio López. También fueron galardonados el padre Jorge Westerjel, el rabino Abraham Skorka, el crítico cinematográfico Agustín Neifert, la revista Criterio en su 90 aniversario y también por eso este año el premio es para Jorge Roulion.

  • ¿Cuándo y dónde se pueden ver las películas?

Las películas se pueden llegar a ver desde el lunes 22 hasta el próximo fin de semana. Lunes, martes y miércoles en el auditorio de la Alianza Francesa a las 15, 17:30 y 20 con entrada libre y gratuita, y luego a partir del jueves que tenemos una función especial en el Auditorio de la Evocación Humana en la calle Araoz 1942 con una película que es Adelaida y luego viernes y sábado continúan las funciones regulares en el Auditorio de Don Orion» Lo más recomendable para estos casos es consultar es la página web que es www.arfecine.com donde está toda la programación, la característica y los horarios.

 

* Pablo De Vita es diseñador de imagen y sonido (UBA), posgrado en Gestión Cultural, Patrimonio y Turismo Sustentable (Instituto Ortega y Gasset, Universidad Complutense de Madrid). Colaborador del diario La Nación, integra el Consejo de Redacción de la Revista Criterio. Es miembro de la Asociación Argentina de Estudios sobre Cine y Audiovisual; de la Sociedad Española de Estudios de la Comunicación Iberoamericana; de la Asociación Española de la Prensa Cinematográfica (Sección de Madrid de FIPRESCI), del PEN Club Internacional y recientemente ha sido incorporado como académico de número a la Academia Argentina de Artes y Ciencias de la Comunicación donde ocupa el sillón Gustavo Franceschi.

Sin comentarios

Deje una respuesta