El Ministerio de Salud de Holanda demanda a dos Mohelim por ejercicio ilegal de la profesión

El Mohel (mohelim) es el que lleva a cabo el Brit Milá, según la tradición judía, es decir, la circuncisión ritual de un bebé en el octavo día después de su nacimiento.

Dos conocidos mohelim (personas que practican el brit milá- la circuncisión judía-) que no tienen títulos médicos, serán interrogados por el equipo de inspección del gobierno.

Algunas de las personas que practican la circuncisión de niños judíos con mayor frecuencia en los Países Bajos están violando la ley, dijo el Ministerio de Salud holandés.

La declaración del jueves a la emisora ​​NOS tuvo que ver con una exposición sobre dos practicantes de la circuncisión judíos, o mohels, que realizan el procedimiento regularmente pero no tienen una carrera o titulación médica. Los Países Bajos tienen un puñado de mohels, y algunos de los más populares no son reconocidos como cuidadores médicos.

La exposición se centró en Herman Loonstein, un conocido abogado que realizó cerca de 2.000 circuncisiones, y Meir Villegas Henríquez, quienes serán llamados para ser interrogados por el equipo de inspección del Ministerio de Salud después del informe, se citó a un portavoz del ministerio diciendo a NOS.

“No es correcto que cualquiera pueda realizar la circuncisión porque la circuncisión es una libertad religiosa o porque sea competente en ella“, dijo el portavoz. “Por supuesto, vamos a pedir cuentas a las personas que violan la ley. Hablaremos con el señor Loonstein“.

Jaap Sijmons, un profesor de derecho médico, dijo a NOS que la ley prohíbe cualquier operación, incluida la circuncisión, por parte de cualquier persona que no esté registrada como profesional médico. Sin embargo, esto parece ser una interpretación ya que la ley no prohíbe explícitamente tales prácticas. En su lugar, solo se enumeran algunos profesionales que tienen permitido realizar tratamientos invasivos. Los mohels no están en la lista.

En los Países Bajos, el Ministerio de Salud puede emitir directivas que prohíban ciertas prácticas. Pero pueden ser impugnadas en un tribunal, donde un juez es el responsable último de la interpretación de la ley.

Loonstein, quien nunca ha sido objeto de una queja sobre la circuncisión, según el informe, dijo a NOSque no reconoce la autoridad del Ministerio de Salud para intervenir cuando se trata de la circuncisión judía, o brit milá.

La Real Asociación Médica Holandesa solicitó la prohibición de la circuncisión no médica de los niños en 2010, argumentando que introducía riesgos innecesarios y violaba los derechos de los pacientes menores de edad.

En 2013, la Academia Americana de Pediatría declaró que “los beneficios de la circuncisión masculina en recién nacidos son mayores que los riesgos, pero los beneficios no son lo suficientemente grandes como para recomendar la circuncisión neonatal universal”.

En toda Europa occidental, los activistas por el bienestar de los niños, así como los que combaten la inmigración, promueven la prohibición de la circuncisión, aunque ningún país la ha adoptado. Varios países han adoptado prohibiciones sobre la producción de carne halal y kosher.

En 2012, un tribunal alemán dictaminó que la circuncisión no médica de niños equivale a abusos, pero el parlamento alemán posteriormente aprobó una legislación que permitía explícitamente la circuncisión.

El año siguiente, un debate sobre la circuncisión en Noruega llevó a una legislación que exige la presencia de un médico en cada circuncisión. Suecia había aprobado tales leyes años antes.

Enlace Judío

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here