Embajador de Estados Unidos: «Israel tiene el derecho de anexar parte de Cisjordania»

El embajador de Estados Unidos en Israel, David Friedman, afirmó que el Estado Judío tiene el derecho de anexar al menos “algunas partes” de Cisjordania, en comentarios que probablemente profundicen la oposición palestina al tan esperado plan de paz de Estados Unidos.

“Bajo ciertas circunstancias, creo que Israel tiene el derecho de anexar parte, aunque es poco probable, de Cisjordania”, dijo.

Friedman también expresó que el plan de paz de Trump tiene como objetivo mejorar la calidad de vida de los palestinos, no ofrecer una solución permanente.

Estados Unidos tiene previsto establecer un componente económico de su tan esperado plan de paz en el Medio Oriente el 25 y 26 de junio en Bahrein, donde se espera que los estados del Golfo Pérsico se comprometan a impulsar la economía palestina en problemas.

Pero no está claro cuándo se darán a conocer los aspectos políticos del plan, que se espera eviten pedir la creación de un estado palestino.

Abandonar el llamado a un estado palestino pondría fin a años de apoyo de Estados Unidos a la llamada solución de dos estados, que contempla un estado palestino independiente junto a Israel.

Los palestinos ya han desestimado el plan de paz de Trump y han dicho que no asistirán a la cumbre de Bahrein, rechazando que está fuertemente sesgado en favor de Israel.

Los comentarios de Friedman sobre la anexión israelí probablemente serán vistos por los palestinos como el último clavo en el ataúd de un proceso de paz que ya está gravemente enfermo.

El alto funcionario palestino, Saeb Erekat, dijo que cualquier política de anexión israelí sería equivalente a “la complicidad de Estados Unidos con los planes coloniales israelíes”.

“Un Estado fallido no ayuda a nadie”

Los comentarios públicos realizados por funcionarios de la administración hasta ahora sugieren que el plan de los Estados Unidos se basará en gran medida en un apoyo financiero sustancial para la economía palestina, en gran parte financiada por los estados árabes del Golfo, a cambio de concesiones en territorio y ambición de formar un Estado.

“Lo último que necesita el mundo es un estado palestino fallido entre Israel y Jordania”, dijo Friedman en la entrevista del Times. “Tal vez no lo tomen, tal vez no cumpla con sus mínimas exigencia. Estamos confiando en el hecho de que el plan correcto, en el momento adecuado, tendrá la reacción correcta con el tiempo”.

Friedman, un firme partidario de los asentamientos israelíes, dijo al Times que el plan Trump tenía como objetivo mejorar la calidad de vida de los palestinos, pero que no ambicionaba una “resolución permanente al conflicto”.

Pero dijo que Estados Unidos se coordinaría estrechamente con su aliado árabe, Jordania, el cual podría enfrentar malestar en su gran población palestina por un plan que se considera demasiado favorable a Israel.

Se cree que la publicación del plan se retrasará aún más después de que la Knesset convocara una elección general para septiembre, la segunda de este año. El plan se considera demasiado sensible para ser lanzado durante la campaña.

Durante la campaña para la primera elección general en abril, el primer ministro Benjamin Netanyahu se comprometió a anexar los asentamientos judíos de Cisjordania, una medida que desde hace mucho tiempo fue apoyada por casi todos los legisladores en su alianza de partidos de derecha y religiosos.

 

Vía The Times of Israel / Enlace Judío

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here