Save the Date: Tributo al Rebe de Lubavitch junto al ingeniero israelí Alex Friedman

0
58
El 01 de Julio se conmemorará el 25° aniversario de fallecimiento del Rebe de Lubavitch.
Acompañados por el ingeniero israelí Alex Friedman, creador de la Nave Espacial “Bereshit”; el Teatro San Martín, ubicado en Av. Corrientes 1530, abrirá sus puertas a partir de las 19.00 horas para que más de 1000 personas puedan disfrutar de un momento especial, y descubran cómo fue ser parte de un proyecto que colocó a Israel como el 4to país en enviar un satélite a la Luna.

No te pierdas un momento para inspirarte a soñar y explorar nuevos mundos.  Las entradas se podrán reservar a través de www.tributoalrebe.com

Rebe Lubavitch.jpg

El Lubavitcher Rebe, Rabí Menajem Mendel Schneerson, de bendita memoria, es el séptimo líder de la dinastía de Jabad Lubavitch. Fue descrito como la más grandiosa personalidad judía de nuestro tiempo. Para sus cientos de miles de seguidores y millones de simpatizantes y admiradores de todo el mundo él es «El Rebe», hoy la figura más dominante del judaísmo e, indudablemente, el único individuo, más que cualquier otro, responsable por conmover la conciencia y despertar espiritualmente a la judería mundial.

El 03 de Tamuz de 5774 (12 de Junio de 1994), a los 92 años, el Rebe dejó este mundo físicamente. Sin embargo, hoy, 25 años más tarde y contra todas las expectativas, sus enseñanzas y el movimiento Jabad Lubavitch están más vivos que nunca, a través de los miles de seguidores alrededor de todo el mundo que continúan Su labor con pasión.

El Rebe sostenía que el propósito subyacente a nuestro trabajo es usar nuestros talentos y capacidades para mejorar el mundo material y hacerlo un lugar más Divino. Debemos hacer todo lo posible por asegurarnos de que nuestro trabajo sea un éxito usando nuestras facultades físicas e intelectuales al máximo, pero nuestro objetivo primario debe ser siempre hacer de nuestro trabajo un canal para lo Divino, para causas nobles y humanas.

Por esta razón, resaltamos la capacidad del ingeniero Alex Friedman; uno de los creadores de la nave enviada a la Luna para investigar la superficie lunar y fomentar el interés de los jóvenes en estudios de ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas; de unir su profesión científica, junto a lo Divino. “Bereshit” se trató de una cápsula del tiempo con miles de documentos, historia de la Humanidad, de Israel, un Tanaj, testimonios de sobrevivientes del Holocausto, el himno nacional y la bandera de Israel, fotografías de los creadores de la nave y de millones de niños israelíes que participaron en el proyecto, sus dibujos, cuentos y músicas.

Aunque Bereshit (“Génesis” en hebreo) haya colisionado en la luna por la falla en el motor principal, Friedman manifestó un mensaje de fe para la humanidad: “Quizás la lección que deberíamos aprender de Bereshit no es el hecho de que haya fallado, sino el hecho de que lo intentamos. Por un momento ampliamos nuestros horizontes más allá de nuestras pequeñas vidas, expandiendo el diámetro de nuestro mundo a un punto de 400,000 kilómetros (250,000 millas) de distancia, uniéndonos a millones de personas para seguir la trayectoria de un sueño loco”.