Bassel Mustafa Assí es el testigo encubierto contra la mafia que fue asesinado hoy en Israel

Basel Mustafa Assi, de 46 años, fue asesinado a balazos en su vehículo en el acceso a su ciudad natal de Kafr Bara. Fue trasladado de urgencia en estado crítico al Hospital Meir de Kfar Saba, donde se declaró su fallecimiento.

La policía abrió una investigación.

Assi era miembro de la familia criminal Hariri hasta 2005, cuando fue arrestado por cargos de extorsión. Por iniciativa propia, contactó a la policía y firmó un acuerdo para convertir al testigo del estado y servir como agente encubierto a cambio de beneficios financieros y el cierre de una serie de casos penales en su contra.

Su testimonio condujo a la acusación y eventual condena de 15 miembros de la organización Hariri.

Los documentos judiciales del caso enumeraron una serie de razones por las que Assi decidió ayudar a la policía, entre ellas un sentimiento de traición de los líderes de la pandilla, según informes de los medios hebreos.

En 2011, envió dos videos al abogado de uno de los condenados en un esfuerzo por «limpiar su conciencia». En los videos, Assi describió cómo se había colocado una cámara oculta en su casa y afirmó que la policía le dijo que podía cometer delitos siempre que no se haya capturado en video. También dijo que, de hecho, no estaba presente en algunos de los presuntos delitos detallados en las acusaciones.

Paralelamente, un joven, de 25 años, domiciliado en la ciudad árabe israelí de Bakaa al Garbiyeh, fue asesinado a balazos en un sitio en construcción por desconocidos, que se dieron a la fuga. La policía inició una investigación.

Times Of Israel

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here