Diego Glasbauer: «Nos dimos cuenta que detrás del asesinato de mi hermano hay mucho más»

1
737

En los últimos días del mes de diciembre de 2016, se encontró el cuerpo de Gerardo Glasbauer asesinado en la oficina 105 del edificio de la calle Sarmiento 412 en pleno Microcentro de CABA. Al día de hoy no se sabe por qué lo mataron ni quiénes son los autores.

Vis á Vis dialogó con Diego, su hermano. En un dramático testimonio contó cronológicamente cómo se enteraron y las dificultades que afrontaron. Busca justicia. Una investigación que consideran irregular. Sufrieron intimidaciones. El misterio de los 26 dólares. Una familia que cambió para siempre.

  • ¿Podés contar que pasó en diciembre de 2016?

El lunes 19 de diciembre de 2016 fue el cumpleaños de mi padre, lo festejamos y nos despedimos como todos los días. A mi madre le llamó la atención que el martes no se comunicó con ella como habían acordado y a partir del miércoles comenzó a intentar hablar con él. El jueves por la noche me dirigí a su vivienda y no encontré a nadie. A partir de ese momento comenzamos a buscarlo todos los días por todos los hospitales de la ciudad, comisarías y morgue. Hasta que el martes siguiente decidimos que el miércoles comenzaríamos a transitar por los canales de televisión. Esa noche, aproximadamente a las 23, mi padre haciendo zapping escuchó a una prima nuestra (la periodista de Crónica TV Claudia Kaufman) decir al aire que un hombre se encontraba en estado de putrefacción con dólares truchos en el Microcentro. Inmediatamente la llamé y le pedí que se quede en el lugar que iba para allá y que les avise a los policías que yo estaba yendo a ver si era mi hermano. Llamativamente me comentó que, al decirles eso, sintió que se apuraron y se fueron. Llegué 5 minutos después de la partida del camión de la Morgue y me enviaron a la comisaría Nº 1 a preguntar hacia dónde iba el cuerpo, quienes, luego de retenerme el documento por 15 minutos y yo comenzar a gritar, me lo devolvieron informándome que se dirigía a la morgue. Fuimos inmediatamente hacia allá, aproximadamente 20 cuadras, y pedimos hablar con la persona que se encontraba de guardia, a quien le preguntamos si había llegado el cuerpo, si tenia pelo largo y un diente con funda plateada. Nos contestó que no había llegado. A partir de ahí hicimos guardia en la puerta de la morgue, varias veces nos intentaron sacar de la vereda pública y que nos vayamos con insistencia y vehemencia hasta que a las 5 AM (6 horas después de levantado el cuerpo), llegó el camión morguero. Ya luego del amanecer nos informaron que no nos podían dar explicación alguna y que volviéramos a las 8 AM por mesa de entradas. A buen entendedor pocas palabras. Antes de 8 AM comenzamos con una cadena de redes sociales buscándolo, deseando que en la morgue no esté Gerardo. Al atendernos, nos dicen que no nos podían dar información, que nos dirijamos a la comisaria Nº 1; ahí llega mi hijo mayor ya que mi esposa se sentía mal de no dormir y tantas horas parada. Fuimos a la comisaría y al ingresar, mi hijo se queda afuera y a mí me empiezan a hacer preguntas al estilo interrogatorio, recordando que yo lo único que quería saber era si la persona de la morgue tenia una funda plateada en su diente ya que si no, estábamos perdiendo tiempo de búsqueda. Al darme cuenta que ingresaron a mi hijo y le comenzaron a hacer preguntas, y al escuchar su voz quebrada, dejo de contestar preguntas y le expreso a los agentes que si no estamos detenidos nos retiramos y que nos autoricen a ver el cuerpo para reconocimiento. Es allí donde deciden que el jefe de brigada Rodrigo, me parece, nos acompañe a la morgue para «facilitar» el procedimiento. Nos hacen esperar 2 horas y mientras nos muestra una foto de la escena del crimen mi hijo reconoce el reloj de Gerardo en la foto. Luego de la espera, en la morgue me muestran fotos de un cuerpo que se encontraba irreconocible, lo habían pelado y el diente plateado se lo habían sacado. Todas las características que yo había propuesto para su reconocimiento. Comienzo a gritar a la cámara de la morgue para que quede registro, pidiendo ver el reloj, el diente faltante y el pelo, y luego de mucho forcejeo, como por arte de magia, aparece todo lo que pedí. Vamos corriendo a la fiscalía que intervenía para preguntar si se le podía practicar un ADN, ya que en la morgue nos habían dicho que huellas era muy difícil sacar por el estado del cuerpo, y el secretario nos informa que 99% era él. Me dirijo a la casa de mis padres a informar el hecho y al rato logro conseguir el permiso de retiro del cuerpo. Todos los conocidos me habían dicho que íbamos a estar mínimo 72 horas para conseguir eso. Lo velamos en Loyola y al día siguiente lo enterramos.

  • ¿A qué se dedicaba tu hermano?

Era gráfico especialista en gastronomía y, por ejemplo, cuando nos dieron la posesión de su domicilio, entregamos pedidos que tenía preparado.

  • ¿Cómo se constituía su familia?

Soltero sin hijos.

  • ¿Estaba en contacto con ustedes?

Nos veíamos todos los fines de semana y hablaba con mi madre todos los martes y jueves, y con nosotros al menos una vez durante la semana.

  • ¿Ustedes tienen hipótesis de qué pudo haber sucedido y por qué?

Sí, pero no lo podemos decir, recordando que denuncié cuatro intentos de agresión a mi y mi familia.

  • ¿Hay testigos?

Los que figuran en la causa, todos indirectos y que lo único que habrían hecho sería entorpecer y tratar de desviar la investigación. Pero sí hay mucho tiempo de filmación.

  • A partir del hecho, irreparable, sin dudas, ¿comenzaron a ver irregularidades en la investigación?

Nosotros no tenemos experiencia en eso, pero el abogado siempre se chocó contra un paredón. Por ejemplo, para que nos reciba el fiscal (en teoría, parte querellante y fiscal trabajan juntas) tuvimos que acudir a que un conocido haga un favor y lo llame para que nos reciba varios meses después. Existieron dilaciones, pedidos de prueba parciales, etc.

  • ¿Hubo un allanamiento en el domicilio de tu hermano pocos días después del hecho?

No, fue ese mismo mediodía- Siempre nos preguntamos por qué tanto apuro para ir a lo de mi hermano a sacar cosas que ni esperaron la orden de un juez, si los asesinos no iban a estar en ese domicilio. Gerardo estaba asesinado hacía 8 días.

  • ¿Qué significan los 26 billetes de dólares falsos que quedaron en la escena?

Primero eran todos verdaderos salvo uno, y luego no sabemos lo que significa.

  • ¿Ustedes enviaron una carta al procurador general de la Nación explicando todas estas irregularidades? ¿Obtuvieron respuestas?

Enviamos varias, y, gracias a la gestión de las madres del dolor, logramos una audiencia con el Procurador general, el Dr. Casal, a quien le informamos de todas las irregularidades. Nunca obtuvimos respuesta. Lo que sabemos que a raíz de este hecho se inició un sumario en la Dirección Disciplinaria y Técnica.

  • ¿Por qué creen que no se avanza concretamente en la investigación para encontrar a los responsables?

Idiotez, connivencia, vagancia, fuerzas superiores o extraterrestres, llamados a pedido.
Cabe una aclaración, aunque los asesinos estén filmados en HD por mas de 20 minutos y mirando a la cámara, al ser aún NN la investigación sigue siendo del fiscal que no logramos que cambie o se la envíe al juez. Tampoco logramos que se publiquen las imágenes ni pedido de recompensa para ver si la población conoce a estos asesinos que caminan entre nosotros.

 

  • ¿Creés que hay algo más atrás de todo esto y por eso les costó tanto conseguir pruebas?

Después de un breve período de tiempo nos dimos cuenta que hay mucho más detrás de esto. Que hay gente muy entrenada que hizo contacto con nosotros y nos trataron de convencer de varias maneras diferentes que olvidemos el tema, entre otras cosas.

  • Si hay cámaras con imágenes nítidas de los presuntos responsables, ¿por qué aún no se hicieron las diligencias para detenerlos?

Se hizo un esfuerzo muy grande por parte nuestra, del abogado y de las Madres del Dolor para poder avanzar con la publicación de recompensa pero nos chocamos siempre con la misma pared. Saquen ustedes conclusiones.

  • ¿Cómo está tu familia?

Tratando de aprender a vivir con este terrible dolor, doble, por la pérdida y por el maltrato y falta de justicia.

  • ¿El 20 de diciembre de 2016 cambió la vida de tu familia para siempre?

Nunca más volvimos a ser los mismos.

1 COMENTARIO

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here