El gobierno israelí deportaría al fundador del BDS Omar Barghoutti

0
166

El ministro del Interior, Aryeh Deri, anunció el domingo que había ordenado a la Autoridad de Población e Inmigración que preparara una opinión legal para utilizarla en la deportación del fundador del movimiento Boicot, Desinversión y Sanciones, Omar Barghouti.

Barghouti tiene el estatus de residencia permanente israelí, que obtuvo después de casarse con una mujer árabe israelí, con quien vive en la ciudad norteña de Acre.

“Tengo la intención de actuar rápidamente para privar a Omar Barghouti del estado de residencia en Israel“, dijo el ministro Deri en un comunicado anunciando la medida. “Es un hombre que hace todo lo posible por perjudicar al país y, por lo tanto, no debe disfrutar del derecho a ser residente de Israel“.

El Ministerio del Interior dijo que la oportunidad estaba disponible para impulsar la deportación de Bargouti después de que la Vice Fiscal General Dina Zilber notificara a su oficina que tenía autoridad para revocar el estado de residencia del fundador del BDS.

Esto fue gracias a una enmienda de 2018 a las leyes de residencia israelíes que hace que la violación de confianza sea un delito suficientemente significativo como para permitir que el ministro del Interior despoje a un individuo de su estado de residencia. Según una interpretación de la ley, boicotear a Israel podría constituir tal delito.

Israel ha prohibido a Barghouti abandonar el país varias veces en los últimos años negándose a renovar los documentos de viaje otorgados a los residentes palestinos de Israel que no tienen la ciudadanía plena.

La campaña BDS aboga por boicots, desinversiones y sanciones contra empresas, universidades y artistas israelíes. Los partidarios dicen que BDS es un movimiento no violento para la independencia palestina, pero Israel afirma que el objetivo del movimiento es deslegitimar al estado judío, y muchos lo han condenado como antisemita.

Criticando el anuncio del ministro Deri, el presidente de la Lista Conjunta, Ayman Odeh, dijo en un comunicado: “Solo tengo una cosa que decirle al Ministro Deri: Nosotros [los israelíes árabes] no vinimos al Estado de Israel. El Estado de Israel vino a nosotros. ¿Quién eres para negar la residencia de este nativo o de cualquier otro ciudadano?

“La denegación de residencia o ciudadanía es un acto antidemocrático. Hoy es Barghouti, mañana es cualquier otra persona que no está de acuerdo con el gobierno israelí, su política de ocupación y las leyes de supremacía judía. Defenderemos nuestros derechos por cualquier medio que tengamos disponible”, agregó Odeh.

Times Of Israel/Enlace Judío

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here