Descubrieron en la ciudad de Beit Shemesh en Israel, una Iglesia Bizantina de hace 1500 años

0
202

Hace unos 1.500 años, los fieles cristianos acudieron en masa a una majestuosa iglesia en el área donde se encuentra hoy la ciudad israelí de Beit Shemesh . Los visitantes ingresaron al espacio sagrado de la iglesia del «Mártir Glorioso» a través de un vasto patio y un amplio corredor. Caminaron por los pisos decorados con impresionantes y coloridos mosaicos, y probablemente encendieron una lámpara de aceite de arcilla cuando se alejaron del deslumbrante sol del Medio Oriente para descender a la oscura cripta de la iglesia, donde se conservaron las reliquias del «glorioso mártir».

Cientos de esas lámparas se encuentran entre los artefactos descubiertos en una excavación de tres años en el sitio de la iglesia por las Autoridades de Antigüedades (IAA).

Sus hallazgos aparecen en una exposición inaugurada el miércoles en el Museo de las Tierras de la Biblia en Jerusalén.

El edificio ha sido nombrado la «Iglesia del Mártir Glorioso», en honor a la figura a la que se dedicó la iglesia según una inscripción, y cuya identidad sigue siendo un misterio.

Sin embargo, los investigadores descubrieron una inscripción griega que rinde homenaje al emperador romano oriental Tiberio II Constantino por financiar la expansión de la iglesia.

Tiberio gobernó el Imperio Bizantino entre 578 y 582 CE, aproximadamente dos siglos después de la división entre Bizancio y Roma, y ​​un siglo después de que el Imperio Romano de Occidente se derrumbara para siempre.

Según la IAA, el edificio principal se remonta a unas décadas antes, al gobierno del emperador Justiniano.

La estructura de la Iglesia presenta un salón principal y central flanqueado por dos pasillos. Varias áreas de la iglesia aún muestran espectaculares pisos de mosaico, con decoraciones imaginativas inspiradas en la naturaleza, como hojas, flores y pájaros vivaces, incluido un águila alada, un símbolo del imperio bizantino.

Según el director de la excavación Benyamin Storchan, la inscripción que hace referencia a Tiberio tiene una relevancia histórica específica.

«Numerosas fuentes escritas indican que el imperio financió iglesias en la Tierra de Israel, pero en el estudio arqueológico, se conocen muy pocas inscripciones como la que se encuentra en Beit Shemesh», dijo en un comunicado de la IAA.

Storchan agregó que, en lo que respecta a la estructura de la iglesia, dos escaleras separadas conducen a la cripta, permitiendo que grandes grupos de peregrinos la visiten al mismo tiempo.

Las excavaciones también expusieron una cuenca bautismal en forma de cruz.

Los restos de la iglesia fueron descubiertos durante los trabajos de construcción por el Ministerio de Construcción y Vivienda para expandir Ramat Bet Shemesh, un gran suburbio de la ciudad de Bet Shemesh, ubicado aproximadamente a 30 kilómetros al oeste de Jerusalén.

El ministerio invirtió alrededor de NIS 70 millones en la preservación del parque arqueológico, de los cuales alrededor de NIS 7 millones fueron a la excavación.

Miles de jóvenes israelíes participaron en las excavaciones, como parte de los proyectos educativos de IAA para fortalecer la conexión entre los estudiantes israelíes y la historia de la Tierra de Israel.

«La visión del Museo de las Tierras de la Biblia es proporcionar una instalación cultural, educativa y experimental que conecte a los visitantes que cruzan sus puertas con las raíces del pasado», comentó la directora Amanda Weiss.

«Estamos encantados de nuestra asociación con la IAA, que nos permite presentar los impresionantes hallazgos desenterrados en la Iglesia del ‘Mártir Glorioso’ con la ayuda de miles de voluntarios y jóvenes», agregó.

Fuentes: JPost- IAA (Autoridades de Antiguedades de Israel)

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here