Se reinauguró el Museo del Holocausto de Buenos Aires con fuerte presencia política de todos los sectores

0
437

Con la presencia de sobrevivientes del Holocausto, familiares, gran parte del arco político argentino (Mauricio Macri dejó un video grabado durante su visita a la tarde ya que tuvo que emprender un viaje a Madrid), embajadores, dirigentes comunitarios, el Gran Rabino de Israel, David Baruch Lau, y una gran cantidad de gente que se acercó, se llevó a cabo la reinauguración del Museo del Holocausto de Buenos Aires.

 

La nueva muestra, que estuvo liderada por su presidente, Marcelo Mindlin, la comisión directiva, los directores Jonathan Karszenbaum y Fabiana Mindlin, y realizada por un equipo interdisciplinario conformado por sobrevivientes, historiadores, museólogos, educadores, arquitectos, técnicos, multimediales y diseñadores gráficos,  cuenta con herramientas pedagógicas y tecnológicas de última generación.

Con la conducción de la periodista Débora Plager, se cerró la calle Montevideo al 900 con una gran operativo de seguridad y un escenario montado de espaldas a la avenida Córdoba.

El pasado y el presente conviven en el Museo del Holocausto, que reinauguró este domingo tras dos años de remodelaciones y restauraciones. Con una muestra permanente signada por la tecnología, el espacio se propone contar la historia del genocidio nazi y la llegada de los sobrevivientes a la Argentina.Para la renovación, el museo recibió donaciones por 4,5 millones de dólares por parte de familias particulares, empresas y el programa de Mecenazgo del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.

En la previa se cruzaron y saludaron el Jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta (quien desde el programa «Mecenazgo» apoyó económicamente el proyecto), con Sergio Massa; la gobernadora de Buenos Aires, María Eugenia Vidal sentada junto a Bárbara Diez y la esposa de Mindlin; los diputados nacionales Eduardo “Wado” De Pedro y Diego Bossio; la ministra Patricia Bullrich junto con su esposo y vicepresidente del Museo, Guillermo Yanco; el Secretario de Derechos Humanos y Presidente Honorario del Museo, Claudio Avruj; la subsecretaria de Derechos Humanos del Gobierno de la Ciudad, Pamela Malewicz; el gobernador de Tucumán, Juan Manzur, el de Santiago del Estero, Gerardo Zamora, con su esposa, la senadora electa Claudia Abdala; el vicejefe de gobierno porteño, Diego Santilli; el senador nacional Miguel Pichetto; el ex candidato a presidente Roberto Lavagna; el dirigente radical Ernesto Sanz; el jefe de gabinete bonaerense Federico Salvai; el ministro de Justicia bonaerense Gustavo Ferrari; la diputada provincial electa Malena Galmarini; y el presidente de la Cámara Empresarial Argentina Israelí, Mario Montoto.

La embajadora de Israel en Argentina, Galit Ronen, junto a embajadores de diversos países también estuvieron presentes. Por la dirigencia comunitaria se acercaron los presidentes de AMIA, Ariel Eichbaum, de DAIA, Jorge Knoblovits, del Congreso Judío Latinoamericano, Adrian Werthein, su director ejecutivo, Claudio Epelman, y directivos comunitarios.

También participó el Jefe de Policía Néstor Roncaglia, el juez Daniel Rafecas y el periodista Alfredo Leuco.

Luego del video presentación habló Rodríguez Larreta, quien expresó: «Es muy movilizante la reapertura del museo. Es un espacio de reflexión para todos. Es la prueba de la convivencia en la diversidad y que somos parte del mismo pueblo. Este Gobierno seguirá apoyando y trabajando junto a la comunidad judía como lo viene haciendo».

Luego, El Gran Rabino David Baruch Lau (con traducción de Alan Schapira sobre el escenario) dijo sentirse emocionado por ser hijo de un sobreviviente y que la memoria nos mantiene vivos. Felicitó a los directivos del Museo, a la Embajada de Israel en la Argentina por el diálogo que genera entre los dos países y recordó el homenaje que realizaron por la mañana a las víctimas del terrorismo en la Argentina.

Macri, por su parte, dejó un discurso grabado: «Es un orgullo para todos que esta casa histórica vuelva a abrir sus puertas después de haber sido puesta en valor. Por eso quería felicitarlos por esta reinauguración y por su compromiso por mantener viva la memoria de todos. Les pido que sigamos juntos construyendo una sociedad más justa y defendiendo la convivencia, el respeto y el diálogo».

Por último, y antes del corte de cintas que realizó junto a los sobrevivientes y el Jefe de Gobierno, Marcelo Mindlin agradeció por el apoyo económico y personal que implicó la reinauguración tras dos años de intenso trabajo: “Hoy podemos decir que las seis millones de víctimas del Holocausto no volverán a morir. Diseñamos un museo para que la memoria no vuelva a morir, no queremos ser indiferentes y por eso quisimos reconstruir el museo”.

Tras el corte de cintas se ingresó al remodelado museo, y Karszenbaum explicó en la visita guiada cada uno de los sectores, generando emoción en todos los presentes parados de frente al horror, ante un Museo totalmente renovado.

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here