El rabino Isaac Sacca reconoció a la embajadora de Rumania por su compromiso y contribución al entendimiento entre las culturas

El Gran Rabino de la Comunidad Sefardí de Buenos Aires, Isaac Sacca, realizó un reconocimiento a la embajadora de Rumania en Argentina, Carmen Podgorean.

Sacca organizó una cena para agasajar a Podgorean, a quien definió como «una incansable defensora de los derechos humanos y una gran difusora de las raíces sefaradíes en su país».

«Desde que la conocí a la embajadora, noté un gran nivel de entusiasmo, energía y búsqueda de la justicia con respecto a los sacrilegios comprometidos contra el pueblo de Israel, pero sobre todo con su interés por la búsqueda en la justicia en general.

El Rabino recordó la muestra que presentaron la Embajada y Menora en el museo del Holocausto, ‘Bucarest Sefardí’. Un serio y exhaustivo trabajo de investigación a cargo de Feliza Waldman, con el fin de dar a conocer la presencia sefaradí en Bucarest, sus huellas históricas y físicas y sus aportes al crecimiento y evolución de ese país. La muestra tuvo lugar durante el periodo en el que Rumania estuvo a cargo de la presidencia del IRHA (Alianza Internacional para el Recuerdo del Holocausto).

El Gran Rabino afirmó que «Rumania es un ejemplo de lo que es la transformación. Desde la época de la Segunda Guerra Mundial a la capacidad de transformarse para mostrarse más democrático, más abierto, tolerante y pluralista. Es un ejemplo para nosotros». Y agregó: «Ojalá tuviéramos muchos funcionarios en Argentina como la embajadora, que hace las cosas con tanto amor y entusiasmo».

Continuando el clima cálido y emotivo de este encuentro, en el que estuvieron presentes representantes de la Comunidad Sefardí, Podgorean por su parte, aseveró: «Estoy muy emocionada, le agradezco enormemente este honor que me hacen. Soy nieta y sobrina de sacerdotes ortodoxos, pero crecí en un clima de mucho respeto a todas las comunidades. Crecí en una familia que fue obligada a refugiarse. Entiendo perfectamente a aquellos que debieron refugiarse y buscar la manera de sobrevivir. Quizás eso me ayudó mucho en el entendimiento y la amistad con personas de la comunidad judía».

Para finalizar, dijo: «Que alguien de su altura y su autoridad reconozca que esto lo hago con corazón y compromiso para mí es muy importante. Me siento muy honrada de este reconocimiento».

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here