Belén recibe a peregrinos del mundo entero para celebrar la Navidad

Cristianos de todo el mundo comenzaron a llegar desde primera hora de la mañana de este martes a los alrededores de la iglesia de la Natividad de Belén, donde según la tradición cristiana nació Jesús, para dar inicio a las celebraciones de Navidad.

En un ambiente tranquilo y festivo, residentes locales y extranjeros llenaban poco a poco el centro de esta pequeña ciudad ubicada en el área de Cisjordania, a 30 kilómetros de Jerusalem

A medida que avanzaba la mañana en la puerta de la basílica se concentró una larga fila de fieles. Todos ellos desean pasar unos segundos en el lugar en el que se cree que nació Jesús, una pequeña gruta a la que se accede por una angosta escalera, situada detrás del altar de la iglesia.

Ola ha venido desde Nigeria y está emocionada de pasar la Navidad en un lugar tan especial. Ante ella desfilan varias decenas de niños vestidos de azul, amarillo y blanco, tocando gaitas y tambores. «¡Qué ambiente tan bonito!», exclama Jeanine, procedente de Francia. «Estoy tan emocionada de estar aquí hoy, es maravilloso», suspira Germana, italiana, que viajó desde Nápoles con su marido y sus dos hijos.

Pierbattista Pizzaballa, administrador apostólico del patriarcado latino de Jerusalem, llegará en las próximas horas a Belén y celebrará la misa del gallo en la Iglesia de Santa Catalina, contigua a la basílica de la Natividad. Este año, entre otros atractivos, los fieles podrán contemplar una pequeña reliquia que acaba de retornar a Belén desde el Vaticano: un fragmento de lo que se cree fue el pesebre de Jesús, que no volvía a Israel desde hacía más de 1.300 años. «Esta estructura de madera salió de Tierra Santa alrededor del año 640», explicó Francesco Patton, funcionario de la iglesia con el cargo de «Custodio de Tierra Santa».
Ynet en Español

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here