«Basta de matar a Nisman». Por Gustavo Szpigiel

El 18 de enero de 2015 el fiscal Alberto Nisman apareció muerto en su departamento.

Cuatro días antes había denunciado a la entonces presidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, al ministro de Relaciones Exteriores, Héctor Timerman, al diputado, Andrés Larroque, al piquetero, Luis D’Elía, y al activista de Quebracho, Fernando Esteche, por encubrimiento.

Cuando debía presentarse ante el Congreso para dar más detalles de su denuncia, Nisman fue hallado muerto en el baño de su departamento de Le Parc en Puerto Madero.

A cinco años de su deceso, y pese que las pericias determinaron que fue un asesinato, se siguen generando sospechas de que esto sucediera, y la sombra del suicidio (o la inducción al mismo), se quiere volver a instalar.

Desde el día de su muerte es agobiante ver, escuchar y leer todo lo que se se hace “en nombre de”. Se han derramado ríos de tinta en escritos, se han hecho marchas, se han publicado libros que hablan de que fue asesinado (como indica la pericia oficial de gendarmería), y libros que hablan de que se suicidó, se han realizado programas enteros de televisión. No hay quién no haya opinado de “la muerte del fiscal”. Hasta adentrándose en su vida personal, agraviando a su familia. Aunque todo indique que nunca será aclarado. Como los atentados a la embajada de Israel y a la AMIA. Nisman pasó a ser una única causa por la que muchos se sostienen, pero que sigue estando en el mismo lugar que el día que murió.

Hasta que llegó el documental “El fiscal, la presidenta y el espía”. Casualmente o no, el 1 de enero de 2020. Apenas 22 días después de la asunción de Alberto Fernández como nuevo presidente de la nación. La vicepresidenta es precisamente Cristina Kirchner. Para aquellos que todavía no la vieron o no la terminaron de ver, no la vamos a “spoilear”, pero ya me crucé con casi una docena de personas que me dijeron que cambiaron su parecer después de haberla visto o por lo menos modificaron en parte lo que pensaban.

Poco después del estreno de la serie, la actual ministra de seguridad, Sabina Frederic, adelantó que revisaran la pericia de gendarmería. El presidente Fernández dijo lo que no dijo en el 2017, cuando había asegurado que era un asesinato, cambiando por la idea del suicidio. El diputado oficialista Leopoldo Moreau acusa a Israel de haber inventado el asesinato de Nisman. En medios cercanos al actual gobierno entrevistan al “espía” Allan Bogado (protagonista en la serie), quien dijo que fue “guionado” por el gobierno de Mauricio Macri cuando había declarado en contra del gobierno de CFK. También, sugestivamente, se publicó esta semana, aunque la noticia es de principios de diciembre, que la cámara Federal le ordenó al juez Claudio Bonadío que continúe con la causa por lavado de dinero contra la familia de Nisman y, por último (¿por último?), en otro medio oficialista el acusado por el atentado a la AMIA y prófugo de la justicia argentina, Mohsen Rabbani, declaró que a Nisman lo mataron y da a entender que lo hizo Israel por medio del Mossad.

Un masivo ataque a tan pocos días de un nuevo aniversario de su muerte. Para las pericias oficiales de la gendarmería no deja lugar a dudas de que fue un asesinato. Están los que piensan lo contrario. Lamentablemente, si nos remitimos a las experiencias vividas, no creo que se sepa la verdad, esa verdad que hoy solo tiene una certeza, y es que Iara y Kala ya no tienen a su papá. Y ruegan para que no lo sigan matando.

Gustavo Szpigiel                                                                                                            Director Vis a Vis

4 COMENTARIOS

  1. Sr. Gustavo Spiegiel, escucho dia a dia la pregunta y ¿QUIEN SE BENEFICIÓ CON LA MUERTE DE NISMAN? y nadie se atreve y menos los periodistas televisivos a deVialecir lo que queremos escuchar, que LA PRINCIPAL BENEFICIADA ES CRISTINA KIRCHNER Y DIEGO LAGOMARSINO, AMBOS INSTIGADORES Y PARTICIPES NECESARIOS , RESPECTIVAMENTE.
    Porque nadie pronuncia lo obvio, principalmente Mauro Viale,el diputado Wolf entre, otros, y todos hacen oidos sordos ante tan obvia respuesta y no existe quien repregunte ante las evasivas a esta respuesta.
    Estoy indignado no solo de nuestros gobernantes sino principalmente de nuestros periodistas y del diputado Wollf, a quien aprecio, pero cada uno cuida su quinta.
    A quien molesta que la pericia diga que fue un asesinato u homicidio si niunguno de los imputados tuvo algo que ver, oh casualidad!! solo desean el suicidio quienes pueden ser perjudicados, o sea, que desde el vamos en vez de demostrar su inocencia apuntan a un desvio de la caratula.
    gracias por su tiempo. espero sirva para algo.

  2. Guatavo: solo la historia dira su verdad, tal vez de aqui a muchos años, como lo sucedido en la Embajada o en la Amia,Pero con los culpables sin castigo, aunque todos sabemos cual es esa verdad. No olvidemos que muchos paises involucrados todavia intentan negar el holocausto, son los mismos que hoy intentan Negar estos vergonzos atentados. Saludos

  3. Estoy bastante alejado del tema, solo una observación y pregunta: la pericia la hizo Gendarmería? No la tendría que hacer la Justicia?

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here