Maia Augman: “La actual conducción de AMIA no da lugar a las mujeres”

0
538

Vis a Vis dialogó con Maia Augman, una joven de 20 años que es integrante de la juventud  de UNA AMIA, un sector incluído dentro de la agrupación que participará en las próximas elecciones de la AMIA. Proviene de la Tnuá Habonim Dror y afirma que «Un liderazgo joven es el que pregona la jalutziut» y que es parte de la coalición porque siente que «es un lugar que abraza las diferencias»

Hola Maia, contanos de vos…                                                                                   

Soy Maia Augman, tengo 20 años. Soy mujer, argentina, judía y feminista. Fui a la primaria Scholem Aleijem, me gradué del ILSE y el año que viene me voy a recibir de Licenciada en Gastronomía. Mi trayectoria comunitaria gira en torno a la Tnuá Habonim Dror en la que entré como janijá de grande, cuando estaba en segundo año de la secundaria. Pero esos años me fueron lo suficientemente relevantes y significativos que me terminé quedando luego de mi etapa de janijut. Fui un año madrijá, dos años Mazkirá (Secretaria general) de la sede de Capital Federal (Nof-Esh Metzu) y actualmente soy la Mazkirá a nivel nacional.

¿Qué es UNA AMIA joven?                                                                                   

UNA AMIA Joven es un sector de este gran abanico diverso que es UNA AMIA. Siempre se dice que los jóvenes somos el futuro, pero muchas veces se olvida que también somos el presente.

¿Por qué decidieron que era el momento de sumarse a UNA AMIA?                   

La actual conducción de AMIA es un grupo monolítico y fundamentalista que busca generar una comunidad con la ortodoxia como única corriente de judaísmo, invalidando cualquier disidencia religiosa e ideológica. Sólo representa a un sector pequeño de la comunidad judía de CABA y toma las decisiones de la totalidad en base a sus creencias. Entre ellas, no se le da lugar en la política comunitaria a las mujeres o jóvenes. UNA AMIA se presenta como un espacio que propone y esboza una AMIA diferente.

En este contexto, los y las jóvenes nos sumamos porque debemos tener un peso igual de importante que las otras generaciones en la toma de decisiones que nos afectan y afectarán los años venideros.

Queremos dar opiniones y perspectivas diferentes. Enriquecer con nuestro pensamiento.Decidimos incorporarnos formalmente a esta agrupación que abraza las diferencias no solamente ideológicas sino también etarias, de género, etc.

¿Por qué te sumás vos personalmente?                                                           

Durante mi camino como madrijá y mazkirá tuve que construir mi propio estilo y también me tocó cruzarme y trabajar con otros líderes. En ese trayecto, me encontré en ocasiones interpelada por mi condición de “joven”, en el que mi voz era menos escuchada que la de una persona adulta porque tengo menos experiencia y sobre todo por ser “mujer”, porque los hombres siempre eran mayoría y su opinión parecía tener más peso o validez que la mía. En UNA AMIA encuentro un lugar que abraza las diferencias, con una clara intención de generar un espacio diverso en el que las mujeres no seamos excluidas por el simple hecho de ser mujeres y en el que los y las jóvenes tengamos un lugar incidente.

 ¿Qué propuestas sobre juventud tienen?                                                               

Los jóvenes estamos trabajando en un programa transversal e integral. Para que cada área tenga la perspectiva de juventud incorporada. Empleo, social o cementerios debe tener a un joven que pueda dar su opinión y parecer.

En un encuentro anterior hablaste sobre los nuevos liderazgos ¿Cómo ves el tema, desde el punto de vista de la juventud?                                                                   

Un liderazgo joven es uno en el que pregona la jalutziut (el pionerismo). En el cual hay energías frescas y renovadas para hacer las cosas. Es un liderazgo vivo, en constante cambio y crecimiento. Es un liderazgo que cuestiona al pasado y activa en el presente para cambiar el futuro. Por eso, es importante que dentro de la dirigencia de nuestra comunidad judía haya jóvenes que puedan dar esta mirada y que puedan incidir en políticas para la juventud también, que es una proporción muy importante dentro de la comunidad. Como mujer y feminista, también considero urgente y esencial que haya más mujeres en los puestos directivos y que nuestra voz sea escuchada por igual a la de los hombres. No podemos dejar nunca más que ocurra un hecho como el del Acto al Atentando a la AMIA del año pasado en el cual no se le quería permitir a una mujer que cante sólo por el simple hecho de ser mujer. Tenemos que generar que los espacios comunitarios sean equitativos. Y no sólo hablo en términos de género sino también, y retomando lo anterior, en términos generacionales. Cuanta mayor diversidad de personas haya tomando las decisiones, más ricas y representativas van a ser.

¿Sentís que esos ideales tendrán lugar en UNA AMIA?                                       

Sí, yo creo que UNA AMIA reúne y recoge las más diversas voces dentro de la comunidad, entendiendo las diferencias para trabajar por la unidad. Una AMIA reconoce e invita a la juventud a trabajar a la par, permitiéndonos incidir y crear propuestas y políticas para los y las jóvenes hechas por gente de la misma edad.

Una anécdota que confirma la importancia que se le está dando a la parte joven es que el día del evento de presentación de Alejandro como candidato a presidente, teníamos un encuentro de jóvenes para charlar algunas cosas sobre UNA AMIA. Alejandro, al finalizar, en vez de ir a festejar con su familia la confirmación de su candidatura, decidió venir a nuestro encuentro y charlar acerca de propuestas para la AMIA para que le diéramos nuestra opinión y empezar a trabajar en conjunto por el futuro de nuestra comunidad. Creo que UNA AMIA le dará aires renovados a la actual dirigencia de nuestra comunidad que poco nos representa y que no entiende las disidencias.

Una AMIA es el claro ejemplo de trabajo en equipo, con respeto y equidad. Hay mucho todavía por hacer, crear y cambiar pero que exista este espacio dentro de la comunidad, ya es un primer gran paso. Sigamos sumando voces, cuanta más diversidad haya, mejor va a ser el futuro.

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here