Federico Nemetsky: «En SOMOS AMIA los jóvenes no somos parte de una estrategia de campaña sino que realmente participamos en la toma de decisiones»

Federico Nemetsky es uno de los jóvenes que forma parte de la agrupación SOMOS AMIA que encabeza Batia Nemirovsky, la primera mujer candidata a presidenta en la historia de la AMIA.

En diálogo con Vis á Vis, se refirió al lugar que tiene la juventud en esta lista, brindó su visión de la campaña, contó sobre la decisión de que Batia sea la primera mujer candidata a presidenta en más de 125 años de la Mutual y explicó las principales propuestas de la agrupación.

Contanos acerca de tu historia comunitaria, Federico.

Desde que tengo uso de razón formo parte de alguna o algunas instituciones comunitarias. A medida que los años avanzaron pasé de participante a voluntario, para luego ser profesional en algunas, siendo hoy en día mi contacto con las instituciones de la comunidad absolutamente voluntario.

Como alumno comencé en el Gan de la escuela J.N. Bialik de Devoto hasta que en 7° grado, junto a muchos de mis compañeros, me pasé a ORT, donde terminé la escuela secundaria. Nunca dejé de estar vinculado a Bialik, ya que fuí janij, madrij, coordinador de la Escuela de Madrijim y voluntario hasta hace un tiempo. También fui parte de Darkei NOAM, la Escuela de Madrijim del Movimiento Conservador.

Mi primer contacto con Taglit Argentina fue habiendo sido Madrij de un grupo. El proyecto me pareció tan relevante e interesante que seguí siendo voluntario hasta que en el 2014 empecé mi labor profesional en la organización habiendo ocupado el cargo de Coordinador para el Interior del País. Ese contacto con las comunidades del interior me dio una visión muy amplia de lo que es el ser judío en Argentina derribando las fronteras de la General Paz. Mi contacto con las comunidades del interior siguió. Desarrollé un proyecto para el Movimiento Conservador, en conjunto con MAROM (Israel), para generar propuestas y networking entre jóvenes en edad universitaria de las comunidades del interior.

También dirigí el proyecto Hadar Universitarios, perteneciente a Betar Olamí, que generó un marco de actividades alineadas bajo ciertos ejes temáticos como el ejercicio de la memoria de la Shoá de manera activa o la difusión de la cultura judía e israelí. Esto me hizo entrar en contacto con la gente de Likud Argentina, donde empecé a participar y activar. Hoy en día formo parte de la Comisión Directiva y desde ese lugar intento aportar mi visión.

¿Por qué te sumaste a SOMOS AMIA?    

Creo que hay momentos para cada cosa y sentí que este era mi momento para empezar a involucrarme en otro nivel de la política comunitaria. Encontré en SOMOS AMIA un espacio donde poder expresarme a nivel personal y donde la expresión a nivel grupal representa lo que creo que puede hacerle bien a nuestra comunidad. Encontré un grupo de gente dispuesta a debatir, a hablar y sobre todo a escuchar. Encontré un grupo de personas que buscan lo mejor para la comunidad.

¿Cómo describirías a Batia?

Batia es una persona que no necesita mucha presentación. Podés votar o no a SOMOS AMIA, pero todos coincidimos en la intachable carrera que tiene y su indudable profesionalismo. Tantos años de trabajo comunitario, y en un área vital como es la educación, le dieron una experiencia enorme y así como dije antes que era mi momento de involucrarme de una manera distinta, no tengo dudas de que este es el momento de Batia para asumir este enorme desafío. Es imprescindible que quien encabece a AMIA sea una persona respetada por la comunidad y sobre todo idónea para el cargo.

En lo personal, el hecho de que sea mujer no hace más que subir a la institución a la ola de la igualdad que viene empujando la sociedad en general, pero no es una característica que crea distintiva en ella. Batia es la mujer indicada para asumir tan importante rol, más allá de su género.

¿Cómo ves la campaña en este momento?

Creo que en algunos casos se está recurriendo a recursos innecesarios e incluso dañinos para el conjunto de la comunidad. Me parece correcta e incluso positiva la competencia, ya que permite un diálogo, un intercambio de ideas. Pero creo que es en eso, justamente, donde hay que centrarse: en las ideas. Perder el tiempo en la política misma nos aleja del objetivo final de todo esto. Todos buscamos, o debiéramos buscar, que la vida judía mejore, que quienes están necesitando una mano, puedan respaldarse en su comunidad y que mejore la calidad de la institución, para poder alcanzar cada uno de sus objetivos.

Por otro lado, creo que denostar a la institución, nuevamente, no favorece a nadie y solo perjudica a la institución misma y por consiguiente a toda la comunidad. Por supuesto que hay cosas para mejorar, sino no estaríamos trabajando para generar y debatir ideas, pero creo que afirmar que AMIA hoy es un desastre, no es correcto.

Por último, creo que algunas partes involucradas en estas elecciones debieran bajar los niveles de violencia y agresividad, dejando de atacar a las otras y concentrándose en la generación de ideas y su correspondiente difusión para que sean los socios quienes decidan lo que crean que es lo mejor para AMIA.

¿Cuál es el lugar que proponen que tenga la Juventud en la AMIA?

Por supuesto que debe ser central y no circunscrito a los espacios de Juventud. Las nuevas generaciones deben estar presentes de manera transversal en todas las áreas de la institución, deben formarse junto a quienes ya tienen experiencia y lo más importante, deben recibir el espacio y la libertad de acción necesaria para que participen en las decisiones. Creo que la comunidad debiera hacer un mea culpa por no dar espacio, en muchas ocasiones, a los jóvenes. Es cierto que hay una baja en la participación por parte de este sector, pero está en las manos de la dirigencia la obligación imperativa de crear los espacios adecuados para recibirlos. Dentro del espacio de SOMOS AMIA, doy fe que los más jóvenes tienen su espacio y el compromiso de nuestra participación es poder ver reflejado eso en la gestión. No somos parte de una estrategia de campaña sino que realmente participamos en la toma de decisiones.

¿A quiénes representa SOMOS AMIA?

Podría responder enumerando los partidos o instituciones que formaron el espacio o quienes nos hay brindado su apoyo, pero creo que la respuesta a esta pregunta es mucho más sencilla. Representamos a todos los que buscan una renovación de ideas. Representamos a quienes buscan un nuevo modelo de representatividad, que se base en la inclusión y que tome a la diversidad como eje rector. Representamos a los judíos, todos ellos, que forman y formarán parte de esta centenaria comunidad. Representamos a los que buscan el dialogo y el consenso por sobre la fractura y la crítica destructiva. Representamos a los jóvenes que tienen la fuerza para motorizar el cambio y a nuestros abuelos y abuelas, que buscan un ámbito de pertenencia en la institución. Representamos a quienes necesitan de la ayuda de su comunidad y también a quienes pueden tender esa mano tan necesaria.

A todos ellos representamos, pero lo más importante de todo es que representaremos a todos, sin exclusión, ya que entendemos que la institución no es propiedad de nadie, de ningún sector en particular, sino de todos en conjunto.

¿Cuáles son sus principales ideas?

Por suerte, con el paso de los años, la AMIA ha ido aumentando sus áreas y actividades, instalándose como un gran vector de la vida judía en comunidad. Hay ciertas áreas que son primordiales y sobre ellas tenemos ideas claras y concretas.

La educación es la base de nuestro pueblo, no podemos pensarnos como tal sin darle el espacio preponderante que merece. Entendiendo que el acceso a la escolaridad judía, muchas veces se hace complejo hay que trabajar para que todas las familias puedan acceder a esto que es tan importante. Creemos que la asistencia debe darse de manera directa a las familias, solventando un porcentaje de la cuota y articulando la ayuda que trabajaremos por conseguir.

La Secretaría de la Mujer es una parte fundamental de nuestro proyecto, entendiendo que nosotros como comunidad inserta en un mundo que avanza, debemos estar a la altura. La actual Secretaria viene realizando un excelente trabajo, pero es momento de dotarla de los recursos, espacios y elementos necesarios para que pueda multiplicar sus actividades y que su tarea sea más grande día a día.

La cultura siempre acompañó al desarrollo de nuestra comunidad y aunque reconocemos la labor que se realiza, creemos que hay que multiplicarla. La cultura debe ser lo más accesible posible. Es por eso que descentralizaremos las actividades de Pasteur y las llevaremos a los barrios, haciendo acuerdos con las instituciones. Además, trabajaremos para que las actividades sean sin costo para los socios.

El área de Juventud necesita crecer, no solo para brindar actividades sino para atraer a nuestros futuros dirigentes. Siguiendo un esquema similar al del área de Cultura, continuaremos llevando las actividades para los más jóvenes a diferentes instituciones. Mientras más accesible, mejor.

Entre los integrantes de SOMOS AMIA, contamos con referentes relacionados al desarrollo de los Programas Sociales. Nuevamente, aunque reconocemos lo que se viene haciendo, creemos que hay que redoblar los esfuerzos para que los sectores más vulnerables de nuestra comunidad puedan ser asistidos como merecen. A veces lo más importante no es con cuántos recursos se cuenta, sino de qué manera se administra para que sea justo e inteligente. Esto se transformará en más acompañamiento y mayor asistencia.

Desde su creación, el Área de Empleo se ha convertido en referente no solo para nuestra comunidad sino para la sociedad en general. Tenemos que aumentar las capacidades del área, pudiendo brindar más capacitaciones y sobre todo adaptándose a los cambios e innovaciones que permitan a quienes buscan y ofrecen trabajo, encontrarse mejor y más rápido.

Por último, tenemos el tema de los Cementerios. Entendemos que es uno de los nudos más difíciles de desatar, pero confiamos en que podremos hacerlo. Debemos reformular la resolución de 2007 para eliminar las restricciones actuales que dividen a los judíos para su lugar de entierro. Sin herir susceptibilidades y respetando a todas las partes, debemos llegar a un consenso para terminar con este asunto ahora y no seguir perpetuándolo, pasándolo de gestión en gestión.

¿Por qué piensan que pueden ganar el 5 de abril?

Porque tenemos un mensaje claro, ideas concretas y un conjunto de profesionales dispuestos a dejar todo para mejorar la institución, manteniendo lo que esté funcionando y corrigiendo lo que sea necesario. Creo que la gente está percibiendo esto. La voluntad de crear, de colaborar, de abrir puertas, de escuchar, pensar y sobre todo, hacer. Estamos confiados y seguiremos trabajando con ese objetivo.

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here