Como prevenir el contagio del coronavirus. Por el Dr. David Sznajderhaus

Sznajderhaus- coronavirus- prevención
Sznajderhaus- coronavirus- prevención

Mucho se dice, se habla y se promulga sobre la pandemia de  Coronavirus, y está muy bien.

Pero creo que bien vale la pena que pongamos el foco en nuestra responsabilidad y actitud individual, social y familiar.

Cuantos de nosotros recordamos a nuestra madres especialmente, cuando eramos muy chicos y nos decían a viva voz apenas entrabamos a casa: Lavate las manos con agua y jabón

En esas épocas seguramente no había Coronavirus pero había como lo hay hoy, una infinidad de sentido comun y amor de nuestras madres. Seguramente hoy también muchas madres le dicen a sus hijos, lavate las manos para comer, lavate despues de cenar, etcétera.

Y si abundamos en la historia de la humanidad, es casi seguro que no hubo, no hay y no habrá momento en el que todos no le recomendemos a nuestros hijos que se laven las manos y por supuesto, a nosotros mismos.

¿Pero por qué es tan importante esta frase?. Simplemente porque es el ABC de la higiene, de las buenas costumbres, del cuidado de nuestra salud.

El lavado de manos es casi un paradigma de la humanidad. No hay por ejemplo, en el mundo de la salud y en especial de la medicina nada más importante en materia de asepsia, que el lavado de manos. Quienes hemos hecho cirugía, quienes lo hacen y quienes lo harán, jamás entramos a un quirófano a realizar el acto quirúrgico sin un lavado de manos que en este caso, se hace 3  veces. Primero desde el antebrazo hacia los dedos, segundo desde la muñeca a los dedos  y tercero desde las manos hacia los dedos. ¿Más explicaciones?

Claramente el lavado de manos, obviamente que no para los mortales habitantes debe ser asi, es el mejor y más eficiente método para evitar el contacto con una infinidad de gérmenes que circulan permanentemente.

Una buen lavado de manos con agua y jabón es la mejor barrera para protegernos.

Ahora bien. Respecto a la enfermedad que tanto preocupa hoy, además del lavado, deberíamos evitar los conglomerados de personas en lugares cerrados y más aún sin ventilación. Claro que este concepto también se aplica en los meses de invierno para evitar el contagio de un simple resfrío.

Debemos evitar estornudar o toser a cielo abierto, esto es, al aire libre. Toser en el pliegue del codo es muy sano incluso para uno mismo, ya que toser  o estornudar y taparnos con la mano permite que los gérmenes rápidamente se trasladen a las vías aéreas por donde penetrarán en nuestro organismo.

En general la higiene personal y la higiene del hogar o de los lugares de trabajo, utilizando desinfectantes del tipo de agua y jabón y lavandina,  son  un método eficaz para ayudar a evitar la propagación y el contagio.

Por supuesto que ante cualquiera de los siguientes síntomas, debemos permanecer en casa y pedir asistencia médica ya que si con tos y fiebre,  tos y dolor de garganta, tos  y dificultad respiratoria, vamos a un establecimiento médico, es muy factible que propaguemos el contagio a otras personas.

Tengamos cuidado pero no tengamos miedo. La pandemia existe. El virus se propaga rapidamente pero si tomamos estas simples y sencillas medidas, no solo nos estaremos cuidando a nosotros mismos, sino al resto de la sociedad.

Recuerden los síntomas para pedir asistencia médica:

1-Tos y fiebre.

2-Tos y dolor de garganta.

3-Tos y dificultad respiratoria.

Doctor David Sznajderhaus: M. N. 70630
Especialista en Trastornos de Alimentación y Medicina Legal
Director médico de FACCMA desde los años 2011 al 2018. Tuvo a su cargo a las delegaciones que viajaron a las Macabeadas Mundiales a Israel en el 2013 y en el 2017, los panamericanos de Brasil en el 2011 y Chile 2015 y también durante seis años dirigió al equipo médico en las Macabeadas de veteranos en Pinamar.

 

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here