Reuvén Rivlin pasó el Seder de Pesaj con una de sus hijas, le llovieron críticas por no respetar las medidas y pidió disculpas

El presidente de Israel, Reuven Rivlin, celebró el Seder de Pesaj en compañía de una de sus dos hijas, lo que le generó críticas en vista de las medidas gubernamentales para frenar la propagación del coronavirus.

Es que el gobierno insiste vehementemente desde hace días, e incluso impuso un confinamiento temporal estricto al respecto, que las familias judías del país no debían reunirse durante el Seder de Pesaj de este año para evitar contagios de coronavirus.

Sin embargo, el caso del presidente Rivlin pareció infringir esta instrucción que este año mantuvo alejadas a las familias: su hija, yerno y dos nietos pasaron el Seder con él en la residencia presidencial.

Las críticas en su contra levantadas por el hecho llevaron al presidente a emitir este viernes una disculpa pública comunicada a través de sus redes sociales.

“Antes de que entre el Shabat quiero disculparme”, escribió Rivlin. “He leído las duras reacciones al hecho de que mi hija me acompañó durante la fiesta y entiendo la mayoría de ellas. Desde que Nehama (su esposa) falleció, mis hijos me han estado ayudando mucho en mis asuntos personales, así como en ser mis contactos en necesidades relacionadas con el trabajo durante las fiestas y los fines de semana cuando mi oficina no tiene personal”, explicó.

Y agregó: “Entiendo que si uno no está familiarizado con el calendario como presidente, es difícil de entender y lo siento”.

Por su parte, la oficina de Rivlin confirmó que el presidente fue acompañado por su hija y continuará siendo acompañado por ella durante este Pesaj, indicando además que ella dio negativo a una prueba de coronavirus.

A su vez, su oficina también indicó que desde que la esposa falleció, un miembro de su familia ha estado siempre con Rivlin en Shabat, en las fiestas y en los viajes al extranjero.

 

Vía Enlace Judío

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here