Netanyahu y Gantz llegaron a un acuerdo: Israel tendrá un Gobierno de unidad

Acuerdo entre Netanyahu y Gantz
Acuerdo entre Netanyahu y Gantz

El primer ministro Benjamin Netanyahu de Israel y su ex retador, Benny Gantz, acordaron establecer un gobierno de unidad, lo que finalmente rompe un estancamiento político de un año y mantiene a Netanyahu en el cargo.

Después de tres elecciones no concluyentes en el último año, la creación del nuevo gobierno previene lo que parecía ser una cuarta elección inevitable y ofrece a Israel una oportunidad para la curación y la unidad nacional mientras lucha contra la pandemia del coronavirus.

El acuerdo, anunciado por los partidos políticos de los dos hombres, extiende el mandato de Netanyahu como el líder más antiguo de Israel. Sin embargo, para Gantz el acuerdo puede terminar teniendo el efecto contrario. La medida fue un cambio sorprendente después de sus reiterados votos de campaña de que nunca serviría con un primer ministro bajo acusación penal, y una decepción para muchos de sus partidarios que lo ven como una capitulación ante un líder que habían querido derrocar.

Según informaron hoy los reportes, Gantz comenzaría ocupando el cargo de ministro de Defensa para luego hacerse cargo de la jefatura del Ejecutivo durante los 18 meses restantes.

A falta de que se concreten más detalles, se espera que el resto de los ministerios se repartan entre el Likud de Netanyahu y sus socios, los partidos ultraortodoxos y religiosos nacionalistas, y los parlamentarios de la facción Azul y Blanco de Gantz. También podría incluir a diputados del Partido Laborista.

Gantz, cuya promesa electoral fue sacar del poder a Bibi (Netanyahu), habría accedido al requisito del mandatario de que el Likud tenga mayor participación en la composición del Comité de Nombramientos Judiciales, algo que podría ser decisivo en el juicio por corrupción contra el primer ministro previsto para el próximo mes de mayo.

A pesar de la urgencia de formar un gobierno conjunto para combatir el virus que se extiende por todo el país, los puntos finales de las negociaciones fueron políticos. Según los representantes del partido centrista Azul y Blanco, liderado por Gantz, incluyeron diferentes enfoques a la propuesta del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, para resolver el conflicto israelí-palestino: Netanyahu se ha comprometido a anexar rápida y unilateralmente grandes extensiones de la Cisjordania ocupada, mientras que Gantz ha dicho que apoyará la anexión solo con el consenso internacional, lo que no ha sido posible.

El acuerdo final retrasa la consideración de la anexión hasta el 1 de julio, la cual debe hacerse de una manera que salvaguarde los intereses de Israel, «incluidas las necesidades de preservar la estabilidad regional, proteger los acuerdos de paz existentes y aspirar a los futuros». Pero afirma que esas determinaciones son del gobierno y Gantz solo tiene derecho a «consultar» con Netanyahu sobre la anexión, no podrá vetarla.

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here