Cuando el antisemitismo supera al verdadero periodismo. Por Gustavo Szpigiel

Periodismo antisemita
Periodismo antisemita

A lo largo de la pandemia (y de los tiempos) hemos visto y leído notas antisemitas, antiisraelíes o judeofóbicas. Mas allá de lo aberrante de cada una de ellas, tenían su nucleo basado directamente en esa impronta, y uno ya sabía lo que leía. Pero esta nota del medio «El periódico» de Barcelona, España, supera absolutamente todo lo anterior: https://www.elperiodico.com/es/entre-todos/participacion/trump-bolsonaro-netanyahu-y-johnson-cuatro-tramposos-peores-que-el-virus-200322

Una opinión (o editorial) de un periodista del medio, Alfonso Pons, mezcló absolutamente todo solo para incluir al primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, en un supuesto «póker» de personas peores que el virus. La nota refería en su contenido a los miles de muertos que ya tienen por el coronavirus los Estados Unidos (Donald Trump), Brasil (Jair Bolsonaro) y Gran Bretaña (Boris Johnson) por la mala gestión sanitaria. Pero claro, le faltaba uno para adornar el original título de «cuatro tramposos peores que el virus» y apeló a lo primero que le vino a la cabeza: «Benjamin Netanyahu».

Pero no le cerraba lo del coronavirus, ya que Israel está considerado como uno de los mejores países en enfrentar la pandemia por tener la tasa más baja de fallecidos del planeta en relación a los contagiados. Y tuvo que sacar del fondo del bolso los «actos de corrupción de Netanyahu y su esposa Sara» para incluirlo dentro del famoso póker.

Seguramente el primer ministro tendrá que rendir cuentas cuando la justicia lo determine y eso no es discutible. Lo que no se puede entender (o sí) es esta nueva muestra del más rancio antisemitismo, incorporándolo en un ítem que es a la vista más que exitoso.

Para ganar al póker necesitás cuatro ases, pero para tener trascendencia en el periodismo no podés ser un «cuatro de copas».

Gustavo Szpigiel – Director de Vis á Vis

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here