Medio millón de niños regresaron a jardines de infantes y guarderías en Israel

coronavirus- jardín de infantes. Israel
coronavirus- jardín de infantes. Israel

Medio millón de niños regresaron el domingo por la mañana a centros preescolares, jardines de infantes y guarderías a medida que Israel continúa eliminando gradualmente las restricciones establecidas para evitar la propagación del coronavirus.
Los niños de los centros preescolares deben rotar para asistir a las instituciones educativas con el fin de cumplir con las directivas de distanciamiento social, las cuales restringen la capacidad de un establecimiento a un máximo de 17 niños.

Alrededor de 2.200 guarderías reaberieron sus puertas al 60% de su capacidad regular, dejando a decenas de miles de niños pequeños hasta la edad de tres años y sus padres sin respuesta.

coronavirus- jardín de infantes. Israel.
coronavirus- jardín de infantes. Israel.

Esto sucede debido a que se les dio prioridad a los hijos de familias monoparentales, a aquellas que tienen dificultades financieras y a los niños de trabajadores esenciales.
Además, muchas guarderías aún no se han vuelto a abrir debido a la escasez de personal, ya que algunos maestros pertenecen a grupos de riesgo o temen volver a trabajar en este momento.

Otras guarderías han solicitado varios días más para poder prepararse adecuadamente con el fin de cumplir con las nuevas directivas del gobierno.
Muchos padres que desean volver a su rutina habitual, incluso aquellos que trabajan en tareas esenciales, no pueden reanudar sus actividades laborales hasta que se permita a sus hijos regresar a los establecimientos educativos.

coronavirus- jardín de infantes. Israel.
coronavirus- jardín de infantes. Israel.

Masha Rimerman, maestra de una escuela primaria de Kfar Saba y madre de Ohad, de dos años, fue uno de los muchos padres que no pudieron regresar al trabajo debido a las nuevas restricciones.

«El grupo de Ohad tiene 25 niños, por lo que ocho quedaron fuera, y él es uno de ellos», declaró Rimerman a Ynet.
«La directora de la guardería les pidió a los padres que le enviaran detalles sobre sus trabajos, y si señalaran si son o no trabajadores esenciales», agregó.
«Soy una maestra que trabaja a tiempo completo y me han pedido que esté físicamente presente en la escuela durante las últimas dos semanas, pero [la guardería] no tuvo eso en cuenta. No entiendo cuáles son los criterios en los que se basan para tomar decisiones, porque si mi trabajo no es esencial, ya no sé qué lo es».

Ynet en Español

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here