AMIA adelantó subsidios a las escuelas más afectadas por la crisis social y económica

Ariel Eichbaum - presidente de AMIA
Ariel Eichbaum- Ariel Eichbaum - presidente de AMIA

Ante la compleja situación que atraviesan los colegios de la Red Escolar Judía, AMIA decidió anticipar subsidios con fondos pertenecientes a la institución para las escuelas más afectadas por la crisis económica desatada a causa de la pandemia.

Las escuelas Weitzman, Scholem Aleijem y Tel Aviv recibieron por parte de AMIA un adelanto del monto total de subsidios. El mismo estaba previsto a repartirse de manera escalonada durante el 2020.

“Fortalecer la Red Escolar Judía y garantizar la continuidad comunitaria en todo el país son objetivos esenciales que guían el quehacer cotidiano de la organización. En un escenario de tanta complejidad como el que estamos viviendo, son prioridades que tienen nuestra absoluta atención”, destacó Ariel Eichbaum, presidente de la mutual.

A fines de mayo, Silvana Pereplotczyk, presidenta de la escuela y comunidad Tel Aviv, le dijo a Vis á Vis: «La situación económica es complicada, nuestro presupuesto está sumamente comprometido».

La titular de la institución aseguró este jueves que «luego de la nota, a los pocos días, se contactaron conmigo desde la AMIA. El secretario de Educación, Ariel Halperin, y el director del Vaad Hajinuj, Prof. Ariel Cohen Imach, me preguntaron por la situación económica de la institución. Me informaron que la AMIA logró estabilizar sus cuentas y que estaban tratando de conseguir fondos provenientes de Israel».

Leer más: Silvana Pereplotczyk, presidenta de la escuela y comunidad Tel Aviv: «La situación económica es complicada»

«A la semana siguiente me dijeron que iban a cumplir con el subsidio prometido respecto al 2019. Además, nos adelantarían a cuenta lo correspondiente al 2020 por la misma suma de dinero. A los pocos días nos realizaron la transferencia de lo adeudado y del adelanto».

La Red Escolar Judía nuclea a más de 24.000 alumnos y garantiza un espacio de formación de gran calidad, dentro de la amplia diversidad ideológica y religiosa que distingue a la comunidad judía en la Argentina.

“La cuarentena llevó a Weitzman Comunidad Educativa, como a muchas escuelas y comunidades, a repensarnos. Y como siempre decimos: nadie llega solo a ningún lado. Con el acompañamiento de las familias de la escuela, de los miembros y socios de nuestra Comunidad, de los donantes de siempre, de nuevos y de la AMIA, que comenzó a asignar recursos este mes, pudimos afrontar estos tiempos de emergencia educativa y desencuentro social», aseguró en exclusiva el presidente de la institución, Pablo Colman Lerner.
A su vez, explicó:» Con el aporte, la ayuda y el compromiso de todos ellos que creen en la educación y en la transmisión es que AMIA y FEJA comienzan un trabajo conjunto de recaudación sostenible en el tiempo. Es así que muchas familias recibieron lo que precisaban. Con creatividad, juntos, nos reinventamos convencidos de que este tiempo trajo mayor consciencia sobre la justicia social”.
El titular de Scholem, Ariel Bobrowski, contó que «el acuerdo llevado a cabo entre FEJA y AMIA para la Campaña de Recaudación de Fondos para la Red Escolar Judía es de gran importancia, debido a la difícil situación por la cual estamos atravesando la mayoría de las instituciones en este último tiempo. Sin dudas, es un momento muy delicado para todos y para la Educación Judía en la Argentina, en particular. A través de este acuerdo, y dejando a un lado todo tipo de ideologías políticas o religiosas, el objetivo principal es que todos los niños y niñas se mantengan dentro de la Red de Educación Judía, y acompañar a las instituciones para que continúen con su labor de seguir brindando Educación Judía«.
A través de sus máximas autoridades y del Vaad Hajinuj, AMIA se ocupa de monitorear de manera permanente la situación de las escuelas que han visto reducidos sus ingresos ante la fuerte caída en la cobranza de aranceles. También acompaña a la comunidad educativa asesorando a docentes, brindando recursos pedagógicos y organizando diferentes espacios de capacitación, que brindan herramientas necesarias para utilizar en la enseñanza virtual que tiene lugar en este tiempo de confinamiento.

 

Acuerdo AMIA FEJA

«Para AMIA, la educación es la llave de la continuidad. Por eso asumimos todos los días el compromiso de trabajar junto a las escuelas, docentes y familias en la búsqueda de la excelencia. Este tiempo tan complejo nos obliga a destinar nuestros máximos esfuerzos y recursos para aliviar la grave situación que atraviesan las escuelas de la comunidad”, remarcó Eichbaum.

Leer más: AMIA y Vaad Hakehilot presentaron iniciativa para sostener la vida judía en el interior del país

Pereplotczyk se mostró optimista a pesar de que el Tel Aviv sea una de las escuelas más afectadas por la crisis. «Siempre nos comunicamos (con AMIA) por cuestiones puntuales a requerimiento de nuestra Institución. En esta situación particular y a raíz de mi nota en este medio, AMIA se contactó con nosotros para solucionar esta cuestión puntual. La relación actualmente con las escuelas es a través de FEJA. De hecho FEJA, en conjunto con AMIA, va a arrancar una campaña de donación de fondos después de casi 100 días. Y las escuelas nos encontramos comprometidas. Estamos buscando de manera individual una salida, pero compartiendo experiencias entre nosotras, las instituciones», destacó.

Luego, manifestó: «Es mi deseo personal que la campaña sea un éxito por el bien de la educación judía y por el sostenimiento de cada niño dentro de la red escolar. La educación judía debe ser prioridad y las demoras causan estragos en familias que quedan fuera de la red. Hemos vivido otras crisis. Esta es fuerte, pero sentimos que saldremos adelante. La pandemia y la cuarentena nos ponen a prueba. Sin embargo, paso a paso vamos logrando los objetivos propuestos».

Bobrowski reflexionó que «estamos transitando un momento sin dudas inédito, en el que las recaudaciones mensuales en las escuelas han sufrido una baja muy importante. Sobre todo en las salas de los más pequeños, en el jardín. Las instituciones, además, realizaron un gran esfuerzo brindando importantes porcentajes de descuentos en las cuotas de los aranceles. El fin es acompañar a las familias y asistir a aquellos cuyas situaciones son más críticas, como así también ayudar a las familias que lo requieren, con la tecnología a fin de continuar con la educación virtual».

Leer más: AMIA lanzó “JIBUK”, un nuevo programa de ayuda social

«Además, las instituciones deben seguir cumpliendo con las obligaciones mensuales con todo el personal docente y no docente. Ellos son quienes permiten, a través de su gran esfuerzo, tarea y compromiso, que las escuelas continúen funcionando y brindando contenidos, y que nuestros alumnos y alumnas sigan aprendiendo, dentro de este contexto extraordinario de pandemia que estamos viviendo», recalcó el presidente de Scholem.

«La labor de contención que estamos realizando está respaldada por una experiencia de más de 125 años de trabajo social, educativo y cultural, y los aprendizajes obtenidos en la contención de las diferentes crisis que atravesó nuestro país. Confiamos en que, sobre la base de la cooperación, el trabajo mancomunado y el sentido de comunidad, lograremos ir encontrando respuestas para cada necesidad”, agregó Eichbaum. “Trabajar a favor de la sostenibilidad del sistema educativo forma parte de nuestra agenda de prioridades irrenunciables”, enfatizó.

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here