La comunidad entendió el mensaje. Por Gustavo Szpigiel

La comunidad entendió el mensaje. Campaña de recaudación de fondos
La comunidad entendió el mensaje. Campaña de recaudación de fondos

Debido a la crisis económica causada por la pandemia que generó graves consecuencias sobre las instituciones de la Red Escolar Judía, AMIA y FEJA (Federación de Escuelas Judías de la República Argentina) llevaron adelante una campaña de recaudación de fondos para generar una beca de emergencia.

Mediante un sistema digital, cada persona podía donar cualquier valor. Esta iniciativa tuvo el apoyo de donantes que duplicaban cada aporte. Es decir, si una persona donaba 10, en la plataforma aparecía 20.

La crisis económica en el país afectó en mayor o menor medida a toda la sociedad. La pandemia la profundizó. La comunidad judía es parte de esta sociedad, y como tal, la sufre de la misma manera.

Cuando comenzó la pandemia, la dirigencia judía estaba a punto de dirimir quién iba a conducir la AMIA en elecciones programadas para el mes de abril. Se había generado una división con tres alternativas.

También actitudes de algunos dirigentes fueron criticadas por sus propios pares. Y  podemos enumerar aún más divisiones, enojos y críticas.

Hasta que llegó esta convocatoria. La de ayudar a la educación judía. Y colaboró el que podía y el que no podía. El que podía un poquito más, lo hizo.

Acá no hubo grietas, divisiones, enojos ni críticas. Acá la comunidad fue una sola.

Leer más: La campaña de recaudación de AMIA-FEJA fue un rotundo éxito

Pero no fue casualidad. La comunidad judía sabe que puede ser víctima de persecuciones, discriminaciones, antisemitismo y racismo pero nunca podrán extirparle los conocimientos, la inteligencia y sabiduría.

Por eso el judío se destaca en ciencia, medicina, física, química, abogacía, contaduría, ingeniería y en otras profesiones, pero fundamentalmente en la transmisión del legado.

Y ahí es donde aparece el bloque sólido. Ahí es donde no se negocia.

El grito de “Mazal Tov, llegamos”, con el que se festejó haber superado los 400 mil dólares que se habían propuesto como objetivo, no fue un grito de felicidad solamente. Fue un grito de satisfacción. Por haber planteado “que solo la educación judía garantiza la continuidad”, y porque asi lo entendió la comunidad.

Gustavo Szpigiel – Director de Vis á Vis

1 COMENTARIO

  1. YO fui socia de Amia hace años,y no pude pagar mas y no me borre , ahora cundo el año pasado quise volver me pidieron que tenia que pagar todo lo que adeudaba, de que se jactan de ser amplios , comprensivos, solidarios, los que guian la Amia , no lo son. Son soberbios y tienen miedo siempre de perder
    poder. si tanto necesitan fondos, porque no me tomaron a mi y a otras personas que conozco en las mismas condiciones, con la cuota social, que tambien por lo que vemos es necesaria, se los dejo como pregunta a Uds, para que se lo transmitan a la institucion,

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here