Coronavirus: el gobierno israelí estudia la apertura de aeropuertos

gabinete de coronavirus israelí
gabinete de coronavirus israelí

El gabinete de coronavirus israelí se reunió el jueves por la tarde para votar sobre el límite de personas permitidas en espacios confinados y decidió reducir a la mitad el número de comensales permitidos en cafés y restaurantes, así como en sinagogas.

Pero el foco está puesto en aprobar la reapertura de los aeropuertos y de esta manera la reanudación de los vuelos. Se espera que el esquema no permita más de diez personas en espacios reducidos de menos de 80 metros cuadrados, y hasta 20 personas en lugares de más de 80 metros cuadrados.

En espacios abiertos no se permitirá una reunión de más de 30 personas. Igualmente, en los dos primeros casos se debe mantener el distanciamiento social.

Lo que se pretende lograr es que el gabinete de coronavirus israelí apruebe las regulaciones para el mantenimiento de los aeropuertos y la reanudación de los vuelos.

De acuerdo con las últimas pautas, si un pasajero supera los 38 grados centígrados de su temperatura corporal, no podrá ingresar a la terminal del aeropuerto

Además, todos los pasajeros deberán probar que han presentado una declaración jurada al Ministerio de Salud.

Mientras los pasajeros se encuentran en la terminal, se les pedirá que usen máscaras y mantengan una distancia de dos metros entre sí.

Las regulaciones establecen que los operadores serán responsables de limpiar y desinfectar cada avión antes y después de cada vuelo.

Leer más: Argentina e Israel no tienen autorización para volar a Europa, que hoy abre sus aeropuertos

También deberán estar equipados con bolsas desechables para la recolección de máscaras usadas y desinfectantes que se distribuirán a los pasajeros y miembros de la tripulación para mantener la higiene personal.

Los operadores de vuelos, en cooperación con los aeropuertos, instalarán equipos que les permitirá a los pasajeros registrarse en su vuelo por sí mismos. De esta manera no tendrá  la necesidad de contar con un representante. También serán responsables de garantizar que se mantenga el distanciamiento social entre los pasajeros que no estén relacionados. También que todos los pasajeros usen una máscara durante la totalidad del vuelo.

Otra de sus tareas es asegurarse que la cabina esté completamente ventilada. Se utilizará el sistema de aire acondicionado comprimido, los filtros de aire y el sistema de control de clima de la aeronave.

Las multas por infringir las normas también deben ser aprobadas por el gabinete. Un pasajero que ingrese a una terminal sin máscara será multado con 500 shekels. Por otra parte, un operador del aeropuerto recibirá una multa de 5,000 por permitir que una persona sin máscara ingrese a la terminal.

Ynet en español

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here