Una empresa con capitales israelíes se mete en la carrera por la vacuna contra el coronavirus

Elicio Therapeutics de Bostoní
Elicio Therapeutics de Boston

La compañía Elicio Therapeutics de Boston  ingresó en la carrera por la vacuna del COVID-19 y tiene una conexión israelí.

Es propiedad parcial (20%) de Clal Biotechnology Industries, que publicó resultados positivos en ensayos preclínicos de su vacuna ELI-005 SARS-CoV-2. Esto impulsó el precio de las acciones de CBI hasta más del 20% el miércoles.

Elicio, que nació en el MIT (Instituto de Tecnología de Massachusetts, por sus siglas en inglés), anunció que planeaba comenzar los ensayos clínicos en humanos en el cuarto trimestre de este año.

En su presentación al TASE (Bolsa de Tel-Aviv), CBI dijo que Elicio está teniendo conversaciones con varias grandes compañías farmacéuticas. También con  agencias gubernamentales sobre colaboraciones en sus experimentos en curso.

En sus ensayos, presentó resultados más claros que los presentados en las etapas correspondientes por otras empresas que ya avanzaron a ensayos clínicos. El resultado sobresaliente no es sólo su capacidad para formular una alta tasa de anticuerpos, sino también para formatear las células T. Las mismas son las células del sistema inmunológico responsables de «recordar» el virus, lo que reduce la necesidad de inyecciones de refuerzo frecuentes.

Leer más: Con la presencia de Patricia Bullrich, el Museo del Holocausto de Buenos Aires recibió 83 objetos nazis incautados
El proceso de desarrollo de la vacuna es similar al proceso de aprobación de medicamentos, hasta la etapa de obtener la aprobación de la FDA (Administración de Medicamentos y Alimentos, por sus siglas en inglés). En los ensayos preclínicos, la vacuna se prueba en animales, y una vez que se demuestra que es segura, se inician los ensayos en humanos. Estos ensayos se componen de tres etapas: la primera, que se realiza en una pequeña muestra de personas, está hecha principalmente para demostrar su seguridad, la segunda, que también suele incluir a cientos de personas como máximo, son pruebas de efectividad, y la tercera y más crucial, que incluye a miles de sujetos, prueba la capacidad de crear anticuerpos para prevenir el contagio.
Elicio Therapeutics de Boston es una compañia con conexión israelí que corre la carrera entre otras 160 que actualmente están trabajando muy duro para producir la tan codiciada vacuna contra el COVID. Hasta ahora, sólo cinco empresas han llegado a ensayos clínicos avanzados y tienen como objetivo introducir una vacuna en el mercado a finales de año o principios de 2021.
CBI es una empresa israelí de inversión en ciencias de la vida controlada por el empresario de origen soviético Len Blavatnik.
Ynet en español

 

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here