Una enfermera del Reino Unido comparó el Servicio Nacional de Salud con Auschwitz

Kate Shemirani
Kate Shemirani

Kate Shemirani, una enfermera que rechazó las restricciones contra el Covid-19, comparó el Servicio Nacional de Salud con Auschwitz.

La mujer (54 años) ejerció como enfermera hasta el 20 de julio. Ese día recibió una «suspensión temporal» por sus diatribas contra las vacunas y su apoyo a las teorías «conspiratorias» del coronavirus. Además, encabezó en Londres una serie de protestas contra el uso de tapabocas.

Entre sus polémicas declaraciones, comparó el Servicio Nacional de Salud (NHS) con Auschwitz.

«No me importa si lo encuentran ofensivo», manifestó. Y acusó al gobierno de actuar como «nazis» en sus intentos de abordar la pandemia, además de asegurar que el NHS era el «nuevo Auschwitz».

Kate Shemirani encabeza una protesta
Kate Shemirani encabeza una protesta

Al consultársele sobre tales afirmaciones, dijo: «Cuando comparé esto con Auschwitz y los camiones de ganado, ¿cuál sería la diferencia?». Y agregó: «La única vez en la historia que los médicos y enfermeras pudieron acabar con la vida de las personas fueron las enfermeras del Tercer Reich. Las enfermeras del Tercer Reich están aquí hoy. No me importa si lo encuentran ofensivo. Me parece ofensivo que nuestros ancianos sean asesinados en residencias».

Sus comentarios se produjeron luego de la entrevista que brindó el secretario de Comunidades, Robert Jenrick. Ante The Jewish Cronicle expresó su preocupación por las teorías de conspiración de coronavirus que terminaron culpando a los judíos.

Jenrick aseveró: «Me preocupan algunas cosas que circulan. Especialmente las que difunden teorías de conspiración sobre el Covid-19 y las vacunas vinculándolo con los judíos. Tenemos que acabar con eso. Es el resurgimiento una vez más del antisemitismo secular, pero con consecuencias muy graves. No solo para la comunidad judía, sino para todos en términos de no seguir las reglas o tomarse el virus en serio. Y en términos de no tomar las vacunas cuando las recibamos».

Cuando se le preguntó a Shemirani sobre acusaciones de antisemitismo, respondió: “Alguien me llamó antisemita y es ridículo. Sólo porque dije que George Soros* financió Black Lives Matter, lo cual es bien conocido. No soy anti-judía, tengo amigos judíos».

La última protesta contra las restricciones tuvo lugar el pasado fin de semana, durante Rosh Hashaná, en Trafalgar Square (Londres).

A Shemirani la suspendieron como enfermera registrada durante 18 meses en espera de una investigación por sus comentarios.

*George Soros​ es un magnate e inversor financiero​ húngaro de origen judío.

 

Vía The Jewish Cronicle 

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here