Hombres y mujeres, Energías divinas y Aspectos cabalísticos. Por Alberto Ruskolekier

El hombre y la mujer representan dos formas de energía
El hombre y la mujer representan dos formas de energía

El hombre y la mujer representan dos formas de energía. El universo esta creado con energías binarias y el Creador también emana dos formas de energía. Una energía masculina y otra energía femenina. Así como el universo esta creado en forma binaria, los seres humanos tenemos también dos formas de energía.

La forma de energía masculina es más agresiva, pero la forma de energía femenina es más sutil.

Pero para que exista una vida plena de sentido tienen que existir estas dos formas de energía, una masculina y otra femenina.

Leer más:Las tres caras del amor, el cantar de los cantares y los signos astrológicos. Por Alberto Ruskolekier

Claro que en los hombres prima la energía masculina. Pero tienen también aspectos de femineidad y lo mismo con respecto a las mujeres que tienen preponderancia de energía femenina y algunos aspectos de energía masculina. Las energías, en consecuencia, además de las diferencias biológicas obvias entre el hombre y la mujer, hay que entenderlas como energías que determinan la manera de comportarnos. También de pensar, de hablar, etc. Si bien, el aspecto cultural en el que los seres humanos se educan influye en su comportamiento, las energías masculinas y femeninas determinan aspectos de nuestras vidas en forma tajante y fundamental y son energías inherentes a cada género.

Quiero parafrasear un párrafo del Rebe de Lubavitch. Magistralmente dice en el libro “Hacia una vida plena de sentido” que desgraciadamente los papeles genéricos de los hombres y las mujeres han sido distorsionados por años de programación, manipulación y abuso social.
Las diferencias de género, son herramientas a través de las cuales los hombres y las mujeres llegan a su objetivo. Tratándose finalmente estas herramientas como medios para lograr mandatos espirituales.
Las mujeres buscan liberación, pero eso no implica buscar igualdad con el mundo masculino, sino liberar su potentísima energía femenina divina que posee para usarla en beneficio de la humanidad. En definitiva, tanto los hombres y las mujeres cuando utilizan adecuadamente sus energías, contribuyen al bienestar cósmico.
“El hombre da la semilla para crear la vida, pero la mujer lleva la vida. El hombre da amor, pero la mujer es amor “

Dr. Alberto Ruskolekier- Periodista-Escritor

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here