Desafortunado error de un periodista al confundir al nazi Hermann Göring con «un escritor muy conocido»

El periodista Marcelo Benedetto tuvo un polémico
El periodista Marcelo Benedetto tuvo un polémico "error"

El periodista Marcelo Benedetto confundió al nazi Hermann Göring con «un escritor muy conocido», según sus palabras, este lunes a la noche durante un segmento del programa ESPN Fútbol Club que se emite por la señal ESPN.

En un intercambio con uno de los panelistas, Oscar Ruggeri, y con el conductor, Alejandro Fantino, Benedetto se refirió a «frases célebres de conocidos escritores». El tema central de la charla era ganadores y perdedores. El cronista de campo de juego quiso citar a un autor alemán al que presentó como «prestigioso» y resultó que reprodujo a un famoso jerarca nazi. Citó al aire una frase del fundador de la Gestapo Hermann Göring, a quien definió como «un escritor muy conocido». La frase fue: «Los vencedores siempre serán los jueces y los derrotados, los acusados».

Rapidamente el conductor Fantino refutó esa cita diciendo que a quien se refería Benedetto era «un ser nefasto, líder del nazismo». La charla continuó sin mas comentarios al respecto.

Ante esa situación, en las redes sociales se multiplicaron las críticas para Benedetto. Mientras que Fantino buscó ser categórico con la figura de Göring, Benedetto pareció haber advertido su error y buscó desviar la atención intentando citar al novelista irlandés Samuel Beckett. Pero ya era demasiado tarde para el cambio de dirección.

Es por eso que pasada la medianoche Benedetto se vio obligado a pedir disculpas por la equivocación y en Twitter realizó dos posteos. «Pido disculpas por mi grosero y desagradable error en la cita de hoy. Fue sin intención de herir a nadie. Tamaño error me sirve para mejorarme como periodista, y fundamentalmente como persona».

Y continuó: «En las próximas horas me pondré en contacto con las autoridades de la DAIA para expresarles mis disculpas por la desafortunada cita en el día de hoy».

Leer más: Repudio de la DAIA a periodista de la TV Pública: «Una vez más el discurso antisemita y del odio, se hace presente en las redes»

Tras el establecimiento del régimen nazi, Göring acumuló poder y capital político para convertirse en el segundo hombre más poderoso del Tercer Reich. Fue nombrado comandante en jefe de la Luftwaffe, la fuerza aérea, cargo que ostentó hasta el final de la Segunda Guerra Mundial. Göring moriría en la prisión de Núremberg el 15 de octubre de 1946, la noche antes de cumplirse la sentencia, por la ingestión de una cápsula de cianuro. Su cuerpo fue incinerado y sus cenizas dispersadas en el río Isar.

 

 

 

 

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here