El círculo del reconocimiento a Israel sigue ampliándose: anunciaron la apertura de relaciones diplomáticas con el Reino de Bután

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Israel anunció este sábado el establecimiento de relaciones diplomáticas con el reino de Bután
El Ministerio de Relaciones Exteriores de Israel anunció este sábado el establecimiento de relaciones diplomáticas con el reino de Bután

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Israel anunció este sábado el establecimiento de relaciones diplomáticas con el Reino de Bután. Está ubicado en el este de la cordillera del Himalaya.

Ambos países mantuvieron conversaciones secretas durante meses con el objetivo de forjar lazos oficiales. Delegaciones de Jerusalem a Thimphu y de Thimphu a Jerusalem prepararon lo que sería el acuerdo final

«El círculo del reconocimiento a Israel sigue ampliándose. El establecimiento de relaciones con el reino de Bután constituirá una nueva etapa en la profundización de las relaciones en Asia». Así declaró el ministro israelí de Relaciones Exteriores, Gabi Ashkenazi, mediante un comunicado.

“Invito a mi amigo Tandy Dorji (ministro de Relaciones Exteriores butanés) a visitar el Estado judío para promover la cooperación entre ambos países.

Espero que en el próximo año recibamos también a Jigme Khesar Namgyel Wangchuck (rey de Bután)”, agregó el funcionario israelí.

Leer más: Día histórico para Israel: Se firmaron los acuerdos de paz con Emiratos Árabes Unidos y Bahrein

Ashkenazi y Dorji hablaron por teléfono el pasado fin de semana y acordaron cooperar en los ámbitos de la gestión del agua, la agricultura, la salud y más. El acuerdo fue firmado por el embajador israelí en la India, Ron Malka, y su homólogo butanés.

Bután es un reino budista del Himalaya, que limita con la India y la Región Autónoma del Tíbet de China. Tiene relaciones diplomáticas formales con sólo 53 países, una lista que no incluye a los Estados Unidos, el Reino Unido, Francia ni Rusia. Tampoco tiene vínculos con China, ya que cerró su frontera con el país del norte tras la invasión del Tíbet en 1959.

A pesar que no tenían relaciones diplomáticas formales, Israel y Bután han tenido vínculos en el pasado: cientos de ciudadanos han participado en programas de capacitación agrícola a través del MASHAV, el organismo de desarrollo de Israel. Además, en 2010, el Estado judío tuvo un embajador no residente en el reino, Mark Sofer.

En 2017, Gilad Cohen, el jefe de la división hebrea para Asia y el Pacífico, se convirtió en el funcionario israelí de mayor rango en visitar Bután. Durante su viaje, se reunió con el primer ministro del país.

Bután, que es aproximadamente el doble de grande que Israel, pero con sólo 800.000 residentes, también trata de preservar su cultura limitando el turismo, especialmente el procedente de fuera del Asia meridional. Permitió la televisión y la conexión a internet recién en 1999.

Ynet en español

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here