Por qué Israel es hoy el líder mundial en vacunación contra el COVID-19. Por Sergio Pikholtz

El presidente de la Organización Sionista Argentina (OSA), Sergio Pikholtz, desarrolló en un extenso hilo de twitter, los factores por los que Israel logró el alto nivel de aplicación de la vacuna contra el coronavirus
El presidente de la Organización Sionista Argentina (OSA), Sergio Pikholtz, desarrolló en un extenso hilo de twitter, los factores por los que Israel logró el alto nivel de aplicación de la vacuna contra el coronavirus

El presidente de la Organización Sionista Argentina (OSA), Sergio Pikholtz, desarrolló, en un extenso hilo de Twitter, los factores por los que Israel logró el alto nivel de aplicación de la vacuna contra el COVID-19.

«En los últimos días leí que el éxito del alto nivel de aplicación de la vacuna contra el COVID-19 en Israel se debe al sistema de salud creado por el gobierno laborista en 1948 y que el neoliberalismo no pudo destruir», comenzó.

«Claro está que la evolución (o involución) de un estado es dinámica. Resulta infantil creer que políticas implementadas hace 72 años no sufrieron modificaciones al igual que el resto del país», agregó.

«El Israel socialista de los kibutzim (granjas colectivas) exportadores de naranjas ha dejado lugar tras siete décadas al startup nation y los desarrollos tecnológicos como factor de crecimiento y bienestar económico. Algunos kibutzim siguen existiendo, pero se han aggiornado», expresó. Agregó que «el sistema médico israelí es mixto (público-privado) con cuatro prestadoras de servicios universales que se sostienen mayormente con fondos estatales. Existen hospitales públicos y privados y todos los habitantes del país tienen acceso al servicio básico».

Leer más: Israel es el líder mundial de vacunaciones contra el COVID-19

«El liberalismo económico que reina en Israel sostiene un ecosistema de salud que algunos dicen que inventó el socialismo hace 72 años. Por lo tanto el supuesto intento de destrucción del mismo no existe, lejos de eso se usó como base del desarrollo capitalista actual», afirmó.

Pikholtz sentenció que «el secreto del éxito y del impresionante ritmo de aplicación de vacunas está ligado a otros factores tales como la utilización del big data en la medicina, de manera tal que los hospitales se encuentran interconectados digitalmente».

«Cualquier organismo de salud accede a la historia clínica de cada paciente en todo el territorio.  También a los sistemas de emergencias para responder a situaciones extremas en un país que vive en alerta permanente por guerras o catástrofes naturales», explicó.

«En este contexto, lo más relevante es que el estado de Israel ha sido uno de los primeros en el mundo en acceder a vacunas reconocidas como la de Pfizer, recibirlas y empezar a aplicarlas. Esto se debe a dos razones. La primera de ellas es que Israel cuenta con los recursos económicos para comprar los suministros, algo que la mayoría de los países no puede hacer. La segunda razón es que el pequeño país ha logrado operar políticamente ante los laboratorios. Para acceder a la vacuna aún en competencia con otros países más poderosos y ricos. Lo que llamamos normalmente habilidad negociadora», añadió.

«Quienes plantean un dilema anticuado donde se pretende que políticas socialistas implementadas hace setenta años serían las responsables del éxito de la vacunación y que gobiernos liberales no lograron destruir ese sistema siembran la sospecha que quisieron hacerlo y no pudieron. Esta perspectiva no interpreta cabalmente el desarrollo fenomenal del país. En su lugar descalifica algo vital. Gracias al capitalismo y la implementación de políticas económicas acertadas Israel hoy tiene la vacuna contra el Covid-19», finalizó.

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here