¿Se viene un cierre total en Israel ante la ola de contagios?

Ante la ola de contagios, el Gobierno de Netanyahu buscará un confinamiento total y estricto durante dos semanas
Ante la ola de contagios, el Gobierno de Netanyahu buscará un confinamiento total y estricto durante dos semanas
El gobierno israelí determinará los próximos pasos para detener la colosal propagación del coronavirus en el país. Los ministros están revisando un plan del Ministerio de Salud que requeriría un cierre total en Israel por dos semanas.
«Los hospitales nos advierten que estamos entrando en la ola más peligrosa desde el estallido de la pandemia», dijo el primer ministro Benjamin Netanyahu al comienzo de la reunión. «El Ministerio de Salud y los expertos nos advierten que estamos en un estado de emergencia y que si no actuamos de inmediato, perderemos a muchos cientos de israelíes que morirán, e incluso más.
«No debemos dejar que esto suceda», agregó. «ciertamente no en la línea de meta. Estoy seguro de que todos los miembros del gobierno mostrarán responsabilidad. Por el momento, esto es lo que la ciudadanía espera y esto es lo que necesita el Estado».
También, pidió a todos los ciudadanos que proscriban juntos y «hagan un último esfuerzo, juntos. Un cierre estricto e inmediato junto con la continuación de nuestra campaña de vacunación masiva».
Netanyahu y el ministro de Salud, Yuli Edelstein, han estado presionando para que se adopte tal medida. Parecía que el primer ministro alternativo Benny Gantz no aceptaría tal propuesta. Sin embargo, al comienzo de la reunión del martes, Gantz parecía haber cambiado de opinión y dijo que apoyaría ese plan, cerrando durante dos semanas, incluido el sistema escolar.
Más temprano en el día, Edelstein dijo que cientos más morirán, miles más estarán en condición grave y decenas de miles más se infectarán con coronavirus si el país no cierra.
El martes por la mañana, el Ministerio de Salud informó que el día anterior se diagnosticaron 8.311 casos nuevos: el 7,4% de los examinados dieron positivo. Unas 837 personas se encuentran en estado grave, incluidas 187 intubadas. El número de muertos también está aumentando: 3.448 han sucumbido por COVID-19 en Israel.
Según la Dra. Sharon Alroy-Preis, jefa de Servicios de Salud Pública, la tasa de reproducción (R) es de 1,27 y es superior a uno en el 95% de las ciudades de Israel. Dijo que el 65% del país es «rojo» y que «incluso si cerramos hoy, las cifras seguirán aumentando».
En la presentación de su reunión de gabinete, el comisionado de Coronavirus Nachman Ash contó que un promedio de 30 personas mueren a causa del virus por día.
«Esos números subirán mañana y al día siguiente», continuó Ash.
Alroy-Preis le manifestó a los periodistas que las cifras reales superan incluso las peores predicciones hechas por el Ministerio de Salud.
«Queremos construir un puente entre el día de hoy, entre la tasa actual de infección y el éxito de las vacunas», comunicó Edelstein en la sesión informativa. “Solo podemos construir este puente con una condición: un cierre completo».
“Amigos, deben comprender bien cuál es el precio de no hacer nada hoy: cientos de muertos, miles en estado grave y decenas de miles enfermos”.
A su vez, afirmó que el gobierno votó a favor de un cierre estricto cuando había 2.900 nuevos casos por día. Hoy, con más de 8.000, el gobierno aún tiene que gobernar.
Edelstein pidió a los ministros que se mantengan alejados de tomar decisiones populistas y que, en cambio, pongan la salud en un primer plano. Le sugirió al público que hiciera lo mismo.
«Existe la posibilidad de salir de esto», dijo, «si todos recordamos que en este país todavía hay solidaridad… Si la gente piensa, ‘¿Cuál es mi responsabilidad personal?'».
Un cierre total en Israel significaría reducir del 50% al 30% la cantidad de personas que pueden ir a trabajar en negocios que no reciben al público y reducir el transporte público. También significaría cerrar todas las escuelas.
Gantz estaba originalmente en contra de permitir el cierre de todas las escuelas. Sin embargo, tras el encuentro de este martes con Ash y Netanyahu parece que cambió de dirección.
También habló con el fiscal general y discutió una variedad de cuestiones legales relacionadas con el funcionamiento judicial y la libertad de manifestación bajo las regulaciones relacionadas con la pandemia. Gantz afirma que no está dispuesto a frenar la libertad de manifestación ni el derecho a apelar.
El fiscal general afirmó que la libertad de manifestación solo puede restringirse legalmente cuando se declara un estado de emergencia especial, y confirmó que la limitación de la actividad de los tribunales y / o el derecho a presentar recursos judiciales queda a criterio exclusivo del ministro de justicia. Por lo tanto, Gantz tiene la intención de hacer inviolables estos dos derechos básicos en cualquier acuerdo de encierro que decida el gobierno.
Además, planea insistir en que todas las escuelas haredi estén cerradas durante el cierre. El gobierno no ha logrado hacer cumplir el cierre en ese sector hasta ahora.
Edelstein, durante el briefing, aseguró que “el cierre será un cierre y no habrá excepciones. La gente debe entender esto y debemos trabajar juntos».
Fuentes cercanas a los ministros Azul y Blanco dijeron que a partir de los datos, el 50% de los estudiantes enfermos son haredi y que hay un brote masivo en yeshivas y seminarios ultraortodoxos.
En tanto, si se necesita un cierre total en Israel, entonces un bloqueo completo debería incluir restricciones de movimiento en vecindarios y ciudades de color rojo brillante y que no tiene sentido cerrar el sector general, que tiene una morbilidad baja o media.
Hay grandes diferencias entre localidades y por lo tanto se deben tomar medidas diferenciales, dijeron.
Vía The Jerusalem Post

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here