A los 87 años falleció el multimillonario judío Sheldon Adelson Z»L

Sheldon Adelson
Sheldon Adelson

Sheldon Adelson, dueño del consorcio Las Vegas Sands dedicado a los casinos y los centros de convenciones, falleció este martes. Tenía 87 años de edad y hace dos años le diagnosticaron cáncer, finalmente la causa de su muerte.

Una de las personas más ricas del mundo y de EE.UU. con un patrimonio de cerca de 30.000 millones de dólares, Adelson había abandonado hacía unos días la dirección de Las Vegas Sands para seguir con su tratamiento contra el cáncer. Lamentablemente no pudo superar la enfermedad.

Cuando era joven, el magnate judío repartía periódicos a primera hora de la mañana y rellenaba máquinas de refrigerios después de las clases. Con estos mimbres hizo sus primeros dólares antes de marcharse a servir en el ejército. A su vuelta montó, junto a su hermano, un negocio de venta de artículos de tocador para hoteles, además de comercializar un spray anticongelante para coches.

El salto a la fortuna llegaría tras la creación de COMDEX en Las Vegas, una feria enfocada a la electrónica comercial que, en su máximo apogeo, llegó a atraer a 200.000 asistentes.

Sheldon Adelson traspasó el negocio en 1995 pero se quedó con una firme convicción. Las Vegas era la ciudad del juego y también podía ser el lugar ideal para las grandes convenciones profesionales. Su siguiente movimiento fue comprar el decrépito hotel Sands, diseñado por el arquitecto Wayne McAllister y antiguo refugio del Rat Pack. Allí construyó un gigantesco centro de convenciones cuyo éxito instantáneo le permitió adquirir otros dos hoteles de alta gama: «The Venetian» y «The Palace».

A su vez, el multimillonario donó cerca de 30 millones de dólares en donaciones al Partido Republicano y a diversos lobbies sionistas. Su lucha denodada por la victoria conservadora en las presidenciales -que finalmente ganaría Obama- hizo pensar que el futuro de su carrera pasaba más por los pasillos del Congreso que por los de Wall Street.

Adelson dio 30 millones a la campaña presidencial de Trump en 2016 y 100 millones al Partido Republicano para su campaña en las elecciones intermedias en 2018.

No obstante, Adelson tiró de su proverbial pragmatismo y se ‘borró’ de la política norteamericana, aunque no de la israelí. Sus contribuciones a la causa judía son muy cuantiosas.

Por mencionar algunas, Adelson brindó 25 millones a Yad Vashem, además de otros 100 para Birthright, una organización que prepara viajes periódicos a Israel para estudiantes judíos americanos y que tiene como fin reforzar su sentimiento de pertenencia.

Por su parte, respecto al conflicto de Medio Oriente, consideraba que la solución no es dos estados ni solución dialogada. Estas ideas las propagaba desde el Haaretz, un diario israelí que poseía.

Y luego retomó a la política norteamericana. Le dio 30 millones a la campaña presidencial de Trump en 2016 y 100 millones al Partido Republicano para su campaña en las intermedias de 2018.

2 COMENTARIOS

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here