Un estudio en Israel reveló el clásico remedio que podría prevenir el daño pulmonar generado por el coronavirus

Los datos iniciales de un nuevo estudio en Israel mostraron que el Fenofibrato podría prevenir el daño pulmonar en pacientes con COVID-19.
Los datos iniciales de un nuevo estudio en Israel mostraron que el Fenofibrato podría prevenir el daño pulmonar en pacientes con COVID-19.

Un estudio en Israel reveló el clásico remedio que podría prevenir el daño pulmonar generado por el coronavirus. Se trata de el Fenofibrato (Tricor), que tendría la capacidad de convertir a la devastadora enfermedad en una dolencia mucho más parecida a un resfriado.

Los datos iniciales de un nuevo estudio en Israel mostraron que este fármaco clásico podría prevenir el daño pulmonar en pacientes con COVID-19. Reduciría de forma potencial sus tasas de gravedad y mortalidad y convertir a esa enfermedad devastadora en una mucho más manejable.

A su vez, en julio, una investigación dirigida por la Universidad Hebrea de Jerusalén demostró que el COVID-19 inhibe la degradación efectiva en los pulmones. La acumulación resultante de grasas en las células pulmonares tienen un rol clave en el deterioro de la condición de los pacientes.

Desde ese momento, los datos de 1.500 pacientes con coronavirus en Israel mostraron que se recuperaron de una forma más rápida. Se logró bajo un régimen de medicamentos desarrollados para reducir la acumulación de grasa en las células pulmonares mediante remedios diseñados para reducir los triglicéridos en la sangre.

“Logramos demostrar que los pulmones humanos respondieron al virus SARS-CoV-2 cambiando por completo su metabolismo. Esto provocó una importante acumulación de grasas en las células pulmonares. Nuestros descubrimientos muestran que esta acumulación de grasa no saludable es un factor crítico en el deterioro de los pacientes con la enfermedad”, indicó el profesor Yaakov Nahmias, conductor de la investigación.

Por otra parte, el científico añadió que los pacientes que tomaron fibratos se recuperaron rápido mientras que aquellos que consumieron medicamentos que acumulan grasas como las tiazolidinedionas, mostraron mayor daño pulmonar y mortalidad.

En tanto, los estudios clínicos deben comenzar en el Centro Médico Barzilai en el sur de Israel. También, en instituciones en EEUU, América del Sur y Europa para determinar aún más la eficacia del tratamiento con fenofibrato (Tricor). Dicho remedio fue aprobado por la Administración de Medicamentos y Alimentos de EEUU para que esté en el mercado desde 1975.

Mientras que, el Tricor, es uno de los remedios económicos y ampliamente disponibles que podría ayudar a tratar los efectos del COVID-19.

“También cuando vemos la llegada de numerosas vacunas destinadas a reducir la transmisión de la enfermedad y proteger a las poblaciones vulnerables, este remedio puede ayudar al tratamiento directo del virus y reducir su gravedad y mortalidad”, explicó el profesor Shlomo Maayan, director del Departamento de Enfermedades Infecciosas de Barzilai. Y finalizó: “Esperamos ver los primeros resultados de la fase clínica de este estudio en los próximos meses”.

Vía Aurora

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here