Israel podría limitar la presencia de docentes no vacunados en las escuelas

Clases presenciales en Israel durante la pandemia
Clases presenciales en Israel durante la pandemia

El Ministerio de Salud completó la redacción de un proyecto de ley que «limitaría significativamente» la presencia de docentes no vacunados en las escuelas.

Por su parte, el gobierno trabajó en el último tiempo en la promoción de un proyecto de ley que obligaría a los trabajadores «esenciales» a recibir la vacuna o, en su defecto, atravesar un test de coronavirus antes de ingresar a espacios de interacción con el público. Los funcionarios, sin embargo, se encontraron con una serie de dificultades legales que impidieron avanzar con el proyecto.

Según un borrador preliminar, el gobierno asignará a los empleadores la responsabilidad por sus empleados en el cumplimiento del programa de vacunación. «Se requerirá que los lugares de trabajo prohíban el acceso a quien no haya recibido ambas dosis de la vacuna contra el coronavirus o pueda presentar una prueba reciente negativa para el virus», establece el anteproyecto.

Si bien esta primera versión no hace mención a profesiones específicas, los funcionarios admiten que el proyecto está dirigido a maestros, policías y equipos médicos o trabajadores que por su tarea deben entrar en contacto con gran cantidad de personas.

Yuli Edelstein, ministro de Salud, propuso la medida por primera vez en noviembre del año pasado. De todas formas la rechazaron debido a la preocupación de que una ley de tales características violaría derechos civiles. El ministro insistió recientemente en que la iniciativa es necesaria para proteger la salud pública.

La Asociación para los Derechos Civiles de Israel expresó que el proyecto viola los derechos de privacidad. A su vez, dijo que «podría verse como una discriminación ilegal basada en opiniones y podría constituir un daño al derecho al empleo».

También aseveró que si se formula tal pedido a los docentes, «se podría causar un daño desproporcionado a su autonomía y privacidad. Y podría usarse como pretexto para que los empleadores del sector privado exijan lo mismo a su personal».

Mientras tanto, el ministerio de Salud informó el miércoles que más del 50% de los israelíes mayores de 30 años recibieron al menos una dosis de la vacuna. Desde que comenzó la campaña de vacunación, más de cuatro millones de personas recibieron al menos una dosis y 2.7 ​​millones recibieron ambas.

 

Vía Ynet

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here