El presidente de Túnez culpa a los judíos por el mal momento de su país

El presidente de Túnez, Kais Saied, perturbado por las manifestaciones contra la mala gestión económica de su país, sacó la única carta que siempre ha funcionado para los presidentes y reyes árabes que necesitan desviar la atención de sus propios fracasos: culpar a los judíos.
El presidente de Túnez, Kais Saied, perturbado por las manifestaciones contra la mala gestión económica de su país, sacó la única carta que siempre ha funcionado para los presidentes y reyes árabes que necesitan desviar la atención de sus propios fracasos: culpar a los judíos.

El presidente de Túnez, Kais Saied, perturbado por las manifestaciones contra la mala gestión económica de su país, sacó la única carta que siempre ha funcionado para los presidentes y reyes árabes que necesitan desviar la atención de sus propios fracasos: culpar a los judíos.

Diez años después de que comenzara la llamada “Primavera Árabe” en Túnez, ese país vuelve a aparecer en los titulares. Allí se han producido una serie de manifestaciones violentas en un contexto de dificultades económicas. El presidente tunecino, Kais Saied, preocupado por las manifestaciones, empleó los medios tradicionales de reunir apoyo y desviar las quejas contra sí mismo: culpó a Israel y a los judíos.

Eso es lo que hizo Saddam Hussein durante la Guerra del Golfo de 1991. En esa ocasión, disparó 39 misiles contra Israel después de la campaña internacional liderada por Estados Unidos para sacarlo de Kuwait. Muchos otros líderes árabes, tanto antes como después de Saddam, han utilizado la misma táctica. La hostilidad hacia Israel o los judíos sirve habitualmente como un factor unificador y un conveniente medio de desvío.

Y ahora tenemos al presidente Saied, quien declaró en una reciente visita a un suburbio de Túnez que los judíos no son más que ladrones. “Sabemos muy bien quiénes son las personas que controlan el país hoy”, dijo a una multitud en un discurso que fue capturado en video. «Son los judíos los que están robando, y tenemos que ponerle fin». La acusación de robo es un insulto antisemita bien conocido que se ha utilizado contra los judíos durante siglos.

El Comité de Rabinos Europeos condenó las palabras de Saied y lo responsabiliza por cualquier cosa que pueda sucederles a los judíos en su país. “El gobierno tunecino es el garante de la seguridad de los judíos tunecinos. Los comentarios del presidente Kais Saied amenazan la integridad y la seguridad de una de las comunidades judías más antiguas del mundo». Asimismo, la Dra. Miriam Gaz-Abigail, presidenta de la Organización Central para Judíos de países árabes e Irán (una organización paraguas que incluye organizaciones judías de una variedad de comunidades del mundo árabe), publicó una condena en la página de Facebook de la organización.

Además, el video del discurso de Saied circuló rápidamente en los medios de comunicación tunecinos. Muchos dicen que el insulto sobre los judíos fue un mero desliz de la lengua. Pese a eso, la palabra «judíos» se puede escuchar claramente en el video. Los funcionarios del gobierno afirman que Saied no dijo «judíos», sino una palabra que suena similar en árabe.

La oficina de Saied emitió un comunicado sobre el asunto que contenía varias partes:

  • Una negación total de que el presidente haya difamado a alguna religión.
  • Una afirmación de que el presidente hace una distinción entre la religión judía y el sionismo.
  • Un recordatorio de que Saied visitó recientemente una sinagoga tunecina (donde ofendió a sus anfitriones al negarse a usar una kipá, aunque esto no se mencionó).
  • Una afirmación de que toda la historia fue una conspiración contra el pueblo tunecino.
  • Un verso del Corán.

También, Túnez es único en el sentido de que alberga miles de judíos y casi ninguno de ellos ha sufrido daños. Tres ministros judíos han servido en el gobierno, incluido Rene Trabelsi, quien se desempeñó como ministro de turismo en la administración que precedió a la de Saied.

Asimismo, eso no quiere decir que el pueblo tunecino sienta un cariño uniforme por los judíos. Saied fue elegido hace dos años con promesas de campaña de que no mantendría vínculos con Israel, que la normalización con Israel constituye traición y que prohibiría a los israelíes visitar el país.

Dicho esto, el presidente de Túnez no ha emitido ninguna crítica a los cuatro Estados árabes que firmaron acuerdos de paz con Israel en los últimos meses.

Vía Aurora

6 COMENTARIOS

  1. Excellent beat ! I wish to apprentice while you amend your website,
    how can i subscribe for a blog web site?
    The account aided me a acceptable deal. I had been tiny bit acquainted
    of this your broadcast provided bright clear concept 0mniartist asmr

  2. We are a group of volunteers and starting a new scheme in our community.
    Your web site offered us with valuable info to work on. You have done a formidable job and our whole community will be
    grateful to you. 0mniartist asmr

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here